Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errejón se impone a Espinar y logra que Podemos asuma su formato de primarias simultáneas

El proceso para elegir al candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid se celebrará entre el 9 y 14 de mayo

FOTO: Íñigo Errejón, en el Congreso. / VÍDEO: Declaraciones de Errejón e Iglesias, esta semana, sobre las primarias.

Íñigo Errejón se ha impuesto este domingo a Ramón Espinar con la aprobación en el máximo órgano de Podemos Madrid del formato de primarias simultáneas y no en dos fases para elegir al candidato a la presidencia de la Comunidad y al conjunto de la lista para las elecciones autonómicas de 2019. El consejo ciudadano ha fijado las votaciones del 9 al 14 de mayo. La dirección de Madrid da así por cerrada la crisis iniciada el jueves pasado ante las diferencias por el posible modelo de primarias aunque Errejón reclama más independencia para desarrollar su campaña.

El reglamento aprobado por el consejo ciudadano autonómico también recoge que la lista ganadora, aún en el caso de que no llegara a acuerdos para proponer una lista de consenso entre las diferentes sensibilidades, tenga una “mayoría holgada” si es la más votada. Asimismo, el vencedor de las primarias podrá designar un comité de campaña de su confianza y dirigir la misma “en colaboración” con los órganos de Podemos, “pero con autonomía”. Este es el punto en que Errejón demanda más capacidad de maniobra.

Calendario de las primarias

  • Concesión de avales de candidaturas: del 16 al 20 de abril.
  • Inscripción de candidaturas provisionales: también del 16 al 20 de abril.
  • Publicación de las candidaturas provisionales: 23 de abril.
  • Subsanación de incidencias técnicas: del 24 al 26 de abril.
  • Publicación de las candidaturas definitivas: 27 de abril.
  • Campaña electoral: del 28 de abril al 14 de mayo.
  • Periodo de votación: del 9 al 14 de mayo.

Aunque la dirección regional ha recogido buena parte de las exigencias de Errejón y las elevó al consejo ciudadano, desde el entorno del favorito para ganar las primarias han trasladado que el reglamento no ha sido acordado entre ambas partes y ha reclamado más independencia para dirigir su campaña. “Un reglamento no es suficiente para garantizar que Íñigo puede llevar un proyecto ganador. Ahora falta que se respeten las campañas como siempre”, han alegado las mismas fuentes.

Errejón se declaró el jueves contrario a la posibilidad de que las primarias pudieran constar de dos fases. Esta opción era la preferida por Espinar y era una posibilidad que el consejo ciudadano autonómico había dejado abierta la víspera. En el supuesto de que las primarias fueran en dos fases, se acordó que ambas deberían “producirse lo antes posible”. La votación contó con el apoyo de los errejonistas y la abstención de los Anticapitalistas. Errejón estaba invitado pero no asistió.

La renuncia de Espinar a su modelo de primarias ha sido determinante para el final de la crisis. “Vamos a hacer todo lo que sea necesario por la unidad y para ganarle la Comunidad de Madrid al PP y a Cristina Cifuentes. El país y el proyecto por encima de todos nosotros”, ha apelado Espinar, obviando las últimas demandas de Errejón. Fue su manera de dar por resuelto un conflicto que el mismo Espinar reconoció que se había “ido de madre” entre sus partidarios y él mismo con destacados referentes errejonistas como Jorge Moruno. “La altura en política se demuestra con generosidad y cediendo. El objetivo es ganar al PP y gobernar Madrid para la gente. Los inscritos marcaron el camino: unidad y humildad. Gracias Ramón”, ha reconocido a Espinar el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, mediante un mensaje en redes sociales.

A las diferencias entre pablistas y errejonistas hay que añadir a los Anticapitalistas, que cuestionan que las primarias se celebren el próximo mes, ya que creen que puede contribuir a restar atención a la crisis del PP de Madrid por el caso del máster de Cifuentes (Errejón también prefería que fueran después de verano). Todo ello ha llevado a Iglesias a terciar y advertir el jueves pasado de las consecuencias de las discrepancias internas. “La gente no nos va a consentir ni media tontería. El mandato que tenemos de la gente es ganar al PP y ni media tontería con cuestiones internas”, avisó. “Que nadie se dedique a marear la perdiz”, apostilló. Espinar se dio por aludido: “He recibido el toque de Iglesias”.

El principal órgano de Podemos Madrid estableció además que las listas minoritarias cuenten con “posiciones de salida”, lo que se interpreta como un gesto hacia los Anticapitalistas. La portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, será su candidata. Errejón cuenta con el respaldo de las dos familias mayoritarias aunque la crisis de los últimos días ha reavivado las fricciones latentes entre él y Espinar.