Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil investiga por maltrato animal a la mujer que junto a su hijo apaleó a un dálmata en Vitoria

Ambos habían sido denunciados en los juzgados de la capital alavesa por la protectora Apasos

Una madre y su hijo, de 12 años, maltratan a 'Benji', un cachorro de dálmata, en Vitoria.

La Guardia Civil de Vitoria investiga a una vecina de la capital alavesa de 37 años por un delito de maltrato animal por golpear a Benji, un cachorro de dálmata, con una cadena metálica y una barra en presencia de su hijo, de 12 años. Ambos habían sido denunciados ya en los juzgados de Vitoria por la protectora Apasos, dedicada a la protección de los animales.

La investigación de la Guardia Civil, con las declaraciones de la mujer, se ha remitido también al juzgado de la capital alavesa. El menor, al que se veía también golpear al perro con la parte metálica de la cadena en los vídeos —la principal prueba de cargo—, es inimputable legalmente. 

Según ha informado la Delegación del Gobierno en el País Vasco, efectivos de la Guardia Civil de Álava tomaron declaración en calidad de investigada a una mujer de nacionalidad española y de 37 años de edad, residente en Vitoria, como supuesta autora de un delito de maltrato animal realizado sobre un perro de raza Dálmata.

La declaración se produjo el pasado día 9 de abril y ahora la Guardia Civil la investiga ese delito. La actuación policial se desencadenó tras haber tenido conocimiento de los dos vídeos en los que se veía como agredían al animal. La mujer animaba al menor a pegarle y este le agredía con la parte metálica y con la de cuero de la cadena.

Poco después la mujer fue localizada y los agentes del instituto armado comprobaron que ni el perro maltratado ni el segundo que convivía con ellos, un pastor vasco, estaban en el domicilio.

Benji ya estaba con su propietario inicial, y la asociación Apasos acogió al segundo animal. En un vídeo realizado y distribuido a través de Facebook por la protectora, la mujer imputada lamenta lo ocurrido, dice sentirse arrepentida y se despide del pastor vasco.

La Guardia Civil le tomó declaración en calidad de investigada por un delito de maltrato animal. Se añaden las circunstancias de haberlo realizado con objetos contundentes y en presencia de un menor de edad, que en este caso también participaba en el maltrato. Las diligencias practicadas fueron entregadas en el Juzgado de primera Instancia e Instrucción en funciones de Guardia de Vitoria.

Más información