Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno dice que “no se ha demostrado ninguna irregularidad” en el caso Cifuentes, en investigación

Méndez de Vigo pide a la Mesa del Parlament que escuche a sus letrados "para evitarse disgustos"

Íñigo Méndez de Vigo, durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Íñigo Méndez de Vigo, durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Gobierno no tiene nada que decir sobre el caso Cifuentes ya que, desde su perspectiva, nada se ha comprobado a pesar de la destitución del responsable del máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid. "No se ha demostrado nada. La Universidad está investigando y la Fiscalía también; esperemos a su resultado", ha dicho el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo.

El Gobierno no quiere opinar respecto a si Cristina Cifuentes debe dimitir sino que remite "a los partidos políticos la toma de decisiones, sobre todo a Ciudadanos, que firmó un acuerdo de investidura en Madrid para cuatro años". Con esta apreciación el Gobierno atribuye la responsabilidad de un cambio de Gobierno a Ciudadanos.

También la responsabilidad de lo que pueda ocurrir en Cataluña es ajena al Gobierno. El Ejecutivo de Mariano Rajoy, que gobierna en Cataluña en función del artículo 155 de la Constitución, no ha opinado directamente sobre la querella de la Mesa del Parlamento de Cataluña al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, pero sí hace una recomendación a los miembros del órgano de Gobierno de la cámara catalana. "El Parlament debe escuchar a sus letrados para evitar disgustos", ha avisado Méndez de Vigo.

Los letrados de la cámara catalana han advertido que la Mesa no tiene potestad ni encaje legal para querellarse contra el juez del Supremo. Este dicta una y otra vez resoluciones contrarias a dejar en libertad a los políticos independentistas encarcelados para optar a la presidencia de la Generalitat.

Más información