Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Y ahora, ¿qué pasa con Puigdemont?

La fiscalía alemana ha pedido la extradición del expresidente Puigdemont por malversación y rebelión

Carles Puigdemont, en una conferencia en Suiza. En vídeo, entrevista a Ignacio González Vega, portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia.

La petición de extradición de Carles Puigdemont que ha enviado la Fiscalía a la Audiencia Territorial de Schleswig pone en marcha un complejo proceso jurídico durante el que la Corte debe determinar, tal y como lo ha hecho la fiscalía, si las acusaciones hechas por el Tribunal Supremo español en la euroorden tienen un equivalente en el derecho penal alemán y determinar si el expresidente catalán puede ser condenado en Alemania por esos delitos. De ser así, el juez puede aprobar la extradición, pero también rechazarla.

¿Qué importancia tiene la petición de la Fiscalía?

Es fundamental porque facilita el trabajo del tribunal. La Fiscalía considera que los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos, por los que Puigdemont ha sido acusado en España, tienen equivalencia en el Código Penal alemán. Es un primer gran paso que puede facilitar la decisión final de extraditar a Puigdemont ¿Quién tiene la última palabra? De hecho, la palabra final la tienen los jueces de la Audiencia Territorial de Schleswig, pero si aprueban la extradición, la defensa de Puigdemont ya ha anunciado que está decidida a recurrir al Tribunal Constitucional.

¿Cuánto tiempo puede durar el proceso?

La Audiencia Territorial tiene un plazo legal de 60 días, prorrogables otros 30, para pronunciarse. Pero el proceso podría extenderse, si, como es de prever, la defensa de Puigdemont opta por la vía de los recursos.

¿Cuándo va a ser entregado a España?

En estos momentos no se puede precisar una fecha, para el caso de que finalmente la extradición sea concedida.

¿La sentencia es recurrible?

Todas las sentencias son recurribles en Alemania y la defensa de Puigdemont está decidida a agotar todos los recursos legales para impedir la extradición.

¿Cuál será la estrategia de la defensa?

El abogado alemán Wolfgang Schomburg, que junto con su hijo Sören representa los intereses de Puigdemont, se ha mostrado optimista y no se ha cansado de repetir que su cliente tiene posibilidades de evitar la extradición. El abogado considera que la orden de detención española es "dudosa". Como es lógico, el abogado no ha querido ofrecer detalles de la estrategia que adoptará, pero todo parece indicar que intentará convencer al juez de que Puigdemont es un perseguido político en su país.

¿Puede el Gobierno alemán interferir en la decisión judicial?

Sí. De hecho, el gobierno alemán tiene la última palabra. Aunque un proceso de extradición está en manos de la justicia de los estados federados, Berlín podría impedir que Puigdemont fuera extraditado a España. Pero el Gobierno decidió, inmediatamente después de conocerse la detención, que no debería a haber "intromisión política".

¿Qué argumentos utilizó el Gobierno para mantenerse al margen?

El Gobierno expuso que un veto suyo a la extradición de Puigdemont podría ser considerado en el país como una “afrenta jurídica-política hacia los estados federados”, que recibieron de parte de la federación las competencias para autorizar las extradiciones.

¿Cuál es la situación legal de Puigdemont en Alemania?

El expresidente catalán se encuentra detenido en la cárcel de Neumunster y, es muy posible que su reclusión continúe, ya que la Fiscalía ha pedido que no abandone el recinto porque existía el riesgo de fuga. Aun así, la Audiencia Territorial tiene la facultad de dejarlo en libertad vigilada. Esta será, quizás, una de las primeras medidas que se adopten.

Más información