Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso acelera el estudio de las noticias falsas

El Parlamento pondrá en marcha un grupo de trabajo que reúna a diputados y editores de los principales medios de comunicación

El Congreso de los Diputados acelerará la creación de un grupo de trabajo que reúna a diputados y editores de los principales medios de comunicación para el estudio de las noticias falsas o Fake News. La propuesta, que parte del Ministerio de Defensa, cuenta con el aval de los letrados de la Cámara Baja, que valoran que la urgencia del análisis de esta amenaza aconseja la puesta en marcha ya de un grupo de estudio sin esperar a la apertura de una subcomisión

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en el Congreso de los Diputados.
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en el Congreso de los Diputados. EFE

“Cada vez es mayor la amenaza que supone la paulatina sofisticación de las nuevas estrategias de desinformación, manipulación y propaganda por parte de determinados actores globales. Un riesgo que amenaza nuestra convivencia y al que tenemos que hacer frente”, alertó la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, el pasado diciembre en la carta que envió al presidente de la Comisión de Defensa del Congreso, José María Barreda (PSOE). En la misiva, la ministra solicitaba la puesta en marcha de un grupo de trabajo para el estudio y búsqueda de soluciones a las Fake News, que acaba de ser aprobado por los servicios jurídicos de la Cámara Baja debido a la urgencia de hacer frente a este creciente desafío.

Los letrados del Congreso aconsejan la puesta en marcha de un grupo informal de trabajo en el Parlamento sobre la desinformación, que podría, a semejanza de una subcomisión parlamentaria, celebrar reuniones con expertos, o establecer un régimen de visitas consensuadas para que ante él depongan autoridades y conocedores de la materia, según fuentes parlamentarias. Corresponde ahora a la Mesa de la Comisión de Defensa adoptar una decisión ante la propuesta del Gobierno, que además del aval de los letrados cuenta también con el respaldo del presidente socialista de la comisión.

El propósito del Gobierno es que expertos en seguridad, defensa, relaciones internacionales —tanto civiles como militares— especialmente en temas de comunicación y tácticas de intoxicación; periodistas, editores, plataformas de divulgación (Twitter, Facebook, Linkedin, etcétera) y buscadores y agregadores (Google, Yahoo); así como autoridades europeas o entidades de verificación de noticias ilustren a los diputados sobre el problema de desinformación en la Red. El objetivo sería después proponer sistemas que eviten el impacto de la desinformación: mecanismos de alerta temprana, verificación editorial, ritmos de publicación, posibilidad de retirada de oficio de calumnias y falsedades verificadas y repetidas... Y, al mismo tiempo, hacer una lectura geoestratégica y militar de la cuestión.

¿Qué estudiará exactamente el grupo de trabajo? Las noticias falsas o tergiversadoras con intención de intoxicar masivamente, o Fake News. A través de estas, ideas interesadamente falsas y tergiversadas se difunden masivamente en las redes sociales, sobre todo en medio de periodos electorales u otros momentos especiales y gracias a tecnologías ad hoc impiden rastrear su procedencia.

El Parlamento Europeo también ha debatido recientemente sobre el control y supervisión de las Fake News, y la Comisión Europea creó un grupo de expertos el pasado noviembre.