Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza de plano la reforma electoral que propone Ciudadanos

Los partidos de Rajoy y Rivera se citan este miércoles a las 17.00

Rafael Hernando, en el Congreso de los diputados. Ampliar foto
Rafael Hernando, en el Congreso de los diputados. GTRESONLINE

El PP rechaza de plano la propuesta de reforma electoral que han pactado Ciudadanos y Podemos, que quieren cambiar el sistema de reparto de escaños para mejorar la proporcionalidad del sistema. Así se lo explicitarán este miércoles a las 17.00 los representantes del partido de Mariano Rajoy a los de Albert Rivera. Según avanzan fuentes parlamentarias, el PP le trasladará a Ciudadanos que se opone a cambiar la Ley d'Hont por la ley de Sainte-Laguë. Además, los representantes de la formación que sostiene al Gobierno argumentarán que Inés Arrimadas tendría hasta tres diputados menos de los que tiene ahora en Cataluña si se adoptara esa modificación. Y aportarán a la reunión una reproducción textual del pacto de investidura que une a las dos partes y que recoge en su punto 97 el compromiso de afrontar la reforma electoral.

"Impulsar una reforma del régimen electoral que aborde, desde el consenso parlamentario, entre otras cuestiones, la mejora de la proporcionalidad, la elección directa de los alcaldes, el desbloqueo de las listas electorales, la implantación de sistemas electrónicos en la votación, la mejora de los procedimientos del ejercicio del derecho al voto de los ciudadanos residentes en el extranjero, la reducción de la duración de las campañas y los límites de los gastos electorales", lee ese punto del acuerdo. "El Partido Popular se reserva la posibilidad de presentar iniciativas que permitan garantizar el Gobierno de la fuerza más votada".

Además de insistir en este último punto, el PP tiene previsto afear a Ciudadanos que plantee las negociaciones fuera de la subcomisión parlamentaria que ya está estudiando la reforma del sistema electoral; y que además las centre en la proporcionalidad, sin atender al resto de cuestiones que recoge el pacto de investidura: desbloqueo de las listas electorales, implantación de sistemas electrónicos de votación, voto rogado, limitación de gastos en campaña...

El PP defiende que la ley electoral vigente ha servido para dar estabilidad a los distintos gobiernos en los 40 años de democracia. Argumenta que Ciudadanos solo busca un beneficio partidista con su propuesta de reforma. En consecuencia, la cita servirá para subrayar el enorme distanciamiento entre los dos partidos. El PP y Ciudadanos luchan por seducir al electorado de centro derecha. Saben que pronto competirán en las elecciones andaluzas, locales, regionales y europeas de 2019. Y su enfrentamiento es cada día más acusado, tanto en el fondo como en la forma.