Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encarcelado en Málaga un profesor por presuntos abusos sexuales a una menor durante tres años

El docente llegó a realizar 3.000 llamadas al teléfono de su alumna cuando ella le rechazó

Agentes de la Guardia Civil en un operativo. En vídeo, imágenes de la operación. Foto: EFE | Vídeo: ATLAS

Un juez ha decretado el ingreso en prisión incondicional para un profesor por supuestamente abusar sexualmente de una de sus alumnas durante tres años. La víctima, según ha informado la Guardia Civil, tenía 12 años cuando comenzó el acoso. El hombre, del que no ha trascendido la edad, llegó a realizar 3.000 llamadas telefónicas a la cría cuando ella le rechazó.

La investigación que derivó en el arresto del docente comenzó después de que la madre denunciara que su hija había sufrido abusos sexuales continuados por parte de su tutor. Los agentes practicaron una exploración a la menor y le dieron credibilidad a su relato “desde el primer momento”, ha explicado la Guardia Civil. Los datos descriptivos que aportó la menor sobre las circunstancias de los abusos fueron “amplios” y las pesquisas confirmaron la veracidad de los hechos denunciados.

El hombre presuntamente se aprovechó de la confianza de la niña en el marco de la relación docente-alumna y prolongó su “propósito criminal” durante más de tres años consecutivos. Durante este tiempo, el tutor “sometió” a la menor a un fuerte control de sus actividades y le impuso a diario “una serie de obligaciones” para saber en todo momento qué hacía y con quién se encontraba.

Según los investigadores, la víctima contó a sus padres lo que sucedía cuando “tomó verdadera conciencia” de la situación en la que se encontraba. Fue entonces cuando decidió enfrentarse a su supuesto agresor y cesar los abusos que sufría.

Ante el rechazo de la cría, el profesor comenzó a acosarla con llamadas telefónicas y hay constancia de que le marcó al móvil 3.000 veces en un solo año. Se han localizado, además, mensajes continuos y numerosas cartas de amor. El hombre pretendía impedir el cese de la relación y llegó a amenazar a todos los chicos con los que la alumna tenía algún tipo de relación. La Guardia Civil ha aclarado que mostraba “unos celos enfermizos”. Ese acoso y amenazas se extendieron también en las redes sociales donde la víctima era usuaria.

El docente ha ingresado en prisión incondicional como autor de los presuntos delitos de abusos sexuales continuados, acoso sexual y corrupción de menores. La investigación del Grupo EMUME (Equipo Mujer-Menor) de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga continúa abierta ante la posibilidad de que puedan existir más víctimas.

Más información