Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía de Málaga investiga una presunta agresión sexual a un menor con discapacidad

Un juzgado de Menores ha abierto diligencias contra un adolescente de 15 años y habría un segundo implicado que sería inimputable porque tiene 11

Imagen de una piscina en Málaga. En vídeo, declaraciones de José Ignacio Francés, abogado de la supuesta víctima.

La Fiscalía de Menores de Málaga investiga una supuesta agresión sexual a un menor con una discapacidad intelectual del 41% por parte, presuntamente, de dos compañeros de instituto. La víctima tenía 14 años cuando ocurrieron los hechos denunciados, el verano pasado, y los supuestos agresores serían dos hermanos, uno de 11 y otro de 15 años. El Juzgado de Menores 1 de la capital malagueña abrió diligencias el pasado 19 de enero contra el segundo, ya que el primero, por edad, sería inimputable.

La supuesta agresión sexual se habría producido fuera del centro educativo, en una piscina que está cerrada y situada cerca del instituto. La secuencia de los hechos se conoció a principios de octubre, cuando unos profesores del instituto tuvieron que intervenir por un altercado en el patio entre dos alumnos. Al parecer, uno de ellos había amenazado al crío que sufre la discapacidad intelectual, según adelanta el diario Sur.

A raíz de ese rifirrafe, la supuesta víctima relató al director que hacía unos meses había sufrido una agresión sexual por parte de un alumno del centro y de un hermano de este, y que fue obligado “bajo amenaza” a practicarles una felación a ambos, según consta en el atestado policial redactado tras la denuncia realizada por el director del instituto, que activó el protocolo previsto para los posibles casos de agresión sexual.

La familia de la supuesta víctima acaba de personarse en la causa tras la apertura de las diligencias en el juzgado de Menores. Según su abogado, José Ignacio Francés, habría un menor, amigo de la víctima y también conocido de los supuestos agresores, que fue testigo de los hechos detrás de una puerta de las instalaciones abandonadas. “Decidió seguirlos cuando vio que lo cogían del brazo”, ha explicado el letrado. Francés ha subrayado que van a solicitar inmediatamente una orden de alejamiento y que se cambie de instituto a los dos presuntos agresores. La víctima recibe atención psicológica y es un alumno de “buenas notas”.

La consejera andaluza de Educación, Sonia Gaya, ha pedido prudencia y ha recordado que se trata de menores y debe primar su “protección”, ha dicho sobre este asunto durante un acto en Granada. “Tenemos que ser muy cautelosos, averiguar exactamente qué es lo que pasa y, luego, tomar las medidas oportunas”, ha remarcado.

Este caso se conoce a los pocos días de hacerse pública una supuesta violación a un menor de nueve años por parte presuntamente de otros compañeros en un centro escolar de la Sierra de Cazorla, en Jaén. La Fiscalía de Menores finalmente archivó el caso porque los supuestos agresores tienen menos de 14 años y, por tanto, son inimputables.

Más información