Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP anima al Gobierno a “perder el miedo” y recuperar la iniciativa legislativa en el Congreso

Los ministros de Rajoy presentarán medidas aunque no tengan garantizada su aprobación

Fernando Martínez Maillo, coordinador nacional del PP.

El Gobierno anunciará nuevos proyectos legislativos en las convenciones sectoriales que ha programado el PP para intentar recuperar la iniciativa política frente a Ciudadanos. Los integrantes del Ejecutivo seguirán el camino abierto por el titular de Educación, Íñigo Méndez de Vigo (que planteó un MIR para profesores en la convención de educación) y por el de Justicia, Rafael Catalá (ampliación de los delitos penados con prisión permanente revisable). Las próximas citas programadas se centrarán en seguridad y libertad (10 de febrero), Pymes y autónomos (17 de febrero) y conciliación familiar (24-25 de febrero). Es un cambio estratégico de calado: el Ejecutivo está dispuesto a acudir al Congreso sin tener garantizada la aprobación de sus proyectos, cuando hasta ahora había optado por presentar únicamente los que había negociado previamente.

"Es evidente que cuando hablamos de recuperar la iniciativa política hablamos de llevar iniciativas al Congreso", ha dicho este lunes Fernando Martínez Maillo, coordinador nacional del PP, tras la reunión del comité de dirección del partido. "Vamos a poner esa iniciativa política encima de la mesa. Serán otros los que tengan que retratarse", ha seguido en referencia a Ciudadanos. "Igual hay que perder el miedo a perder alguna iniciativa. Sacarlas adelante también es muy importante. Y tendremos la mano tendida para negociarlas. Es hora de que el Parlamento se empiece a pronunciar sobre medidas como la de la prisión permanente revisable".

El PP solo cuenta con 137 diputados, un número insuficiente para aprobar cualquier ley. Hasta ahora, el Ejecutivo había optado por llevar al Congreso propuestas que ya hubiera negociado con otras formaciones, asegurando así su aprobación. Eso ha producido una parálisis legislativa sin precedentes y ha llevado a dirigentes del máximo peso interno a reclamar a la dirección nacional que dé un golpe de timón con el que recuperar el terreno perdido frente a Ciudadanos.

Ahora, el Gobierno cambia de criterio. Está dispuesto a llevar a la Cámara Baja iniciativas que pueda acabar perdiendo. Frente al empuje de la formación de Albert Rivera, los asesores de Rajoy apuestan por tener más presencia e intentar que sus propuestas dejen a su rival electoral en una posición complicada: tendrá que apoyar al Gobierno (que así reactivará su agenda) o explicar a sus votantes por qué no lo ha hecho.

“Ciudadanos es un campeón en la abstención", ha ironizado Martinez Maillo. "En cuanto hay algún problema, se quitan de en medio”.

Para reforzar la estrategia, Rajoy protagonizará los discursos de clausura de todas las convenciones sectoriales programadas por el PP. Además, el presidente estará presente en la convención que el PP europeo celebrará en Valencia (8-9 de marzo) y en la nacional del PP (6-7 de abril). Un cambio de calado. Con las elecciones andaluzas, regionales y europeas de 2019 en el horizonte, el PP abandona la pausa para intentar retomar la iniciativa.

Más información