Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caen las temperaturas y siguen las nevadas y heladas hasta el miércoles

Hay avisos en 34 provincias este lunes. Las mayores nevadas se esperan en Huesca, Zaragoza, Cantabria, Cataluña, Castellón y Asturias

El acueducto de Segovia durante la intensa nevada registrada este domingo en la ciudad.

Prosigue al menos hasta el próximo miércoles el temporal de nieve y frío que afecta desde el pasado jueves sobre todo a las comunidades cantábricas, el centro y el interior del este peninsular. Para este lunes, se esperan precipitaciones localmente persistentes en el Cantábrico, Aragón y Cataluña, donde pueden ser puntualmente fuertes, mientras que la nieve seguirá alcanzando a cotas relativamente bajas en amplias zonas de la Península y las temperaturas máximas estarán por debajo de las normales para estas fechas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). 

En consecuencia, se mantienen activos avisos por nieve, lluvia, frío, mala mar y riesgo de aludes en 34 provincias, ninguno de ellos rojo o riesgo extremo. Por nieve, lo peor está en Huesca, Zaragoza, Cantabria, toda Cataluña, Castellón y Asturias, que presentan aviso naranja, (segundo nivel del sistema de alertas). El aviso es amarillo en Córdoba, Granada, Jaén, Teruel, Cuenca, Guadalajara, toda Castilla y León, Madrid, Navarra, La Rioja y País Vasco.

En Madrid, donde el domingo ya nevó en toda la comunidad aunque cuajó poco en la capital, se espera que este lunes se acumulen cinco centímetros de nieve en la sierra y dos en el resto de la región con una cota de nieve de 600-700 metros. El Ayuntamiento de la capital aconseja a los ciudadanos que dejen aparcado el coche y que usen el transporte público tras activar el Plan de Emergencias Invernales en su nivel de alerta.

En la última actualización de su aviso especial por nevadas, la Aemet explica que "en las últimas horas se está formando un centro de bajas presiones sobre el sureste peninsular". Está previsto que "se vaya profundizando" hasta el martes, día en que es probable que "se desplace hacia el noreste por Baleares" para alejarse definitivamente del país.

La entrada de "aire muy frío a niveles medios-altos", aumentará la inestabilidad atmosférica y aumentará las precipitaciones en el noreste, centro y este de la Península. Por otro lado, en la zona cantábrica y noroeste de la Península continuará "el flujo de aire frío y húmedo procedente del norte".

Según el comunicado de la Aemet, es muy probable que el lunes y martes "continúe la atmósfera inestable con precipitaciones en buena parte de la Península", menos probables en el tercio occidental. Las lluvias más importantes se esperan "en la zona cantábrica y el noreste de la Península".

Además, se prevé "un descenso gradual de las temperaturas" de forma que el martes las heladas serán generalizadas en el interior peninsular. Los termómetros pueden caer por debajo de -5 grados en amplias zonas e incluso de -10 en puntos elevadas.

La cota de nieve puede bajar hasta los 300-500 metros en general e incluso por debajo de forma ocasional en el área cantábrica. En Cataluña, la cota de nieve se mantendrá por encima de los 800 metros.

A partir del miércoles, a juicio de Meteorología, la situación mejora. Disminuye la probabilidad de precipitaciones de forma progresiva, excepto en el área cantábrica. La causa es "la permanencia del anticiclón al norte de Azores y de las bajas presiones en el Mediterráneo occidental".

En cuanto a las temperaturas, es posible que "tengan incluso un carácter más frío" que el de los días anteriores. El miércoles y el jueves serán los días más fríos de lo que llevamos de invierno, con unas máximas entre 10 y 15 grados por debajo de los valores normales en algunas zonas. Aunque hará mucho frío, de momento no se trata de una ola de frío, aclara la Aemet.  Con este panorama, seguirá habiendo nevadas significativas en las comunidades del Cantábrico y bajar aún más la cota de nieve. También se atisban heladas muy significativas, sobre todo en zonas de montaña y en suelos nevados.

Complicaciones por la nieve en las carreteras y el AVE

La nieve sigue complicando el tráfico esta noche, con dos carreteras de la red principal cortadas y otras dos en las que no se puede circular sin cadenas, según detalla una portavoz de Tráfico vía telefónica a las 23.00. Está cortada la A-92 en el puerto de la Mora en Granada y ha establecido un desvío alternativo por la A-308. También está cerrada la c-25 entre Gurb (Barcelona) y Arbucies (Girona). Se requieren cadenas en la A-44 en Noalejo (Jaén) y en la AP-66 en Asturias desde El Moclín a Valverde de la Virgen.

Además, siete vías de la red principal hay nivel amarillo, es decir, que está prohibida la circulación a camiones y vehículos articulados. Se trata de la AP-6 desde Guadarrama (Madrid) a Adanero (Ávila), la AP-51 en Aldeavieja (Ávila), la A-2 entre Guadalajara y Santa María de la Huerta (Soria), la AP-61 entre San Rafael y Segovia, la A-1 en Las Rades y Honrubia de la Cuesta (Segovia) y en Soria la A-15 y la SO-20 en Medinaceli y Los Rábanos. "Lo peor sigue estando en Asturias, Aragón, Ávila y Castellón", añade la portavoz de la DGT. En Cataluña, había numerosos problemas, sobre todo en la C-16 en el túnel del Cadí

En total, hoy 274 puntos de la red afectados por la nieve, de los que 39 son carreteras cortadas —entre ellas 18 puertos de montaña y en 110 vías se requiere el uso de cadenas —en 33 puertos—, según la portavoz. Además, en 65 carreteras se prohíbe el paso de camiones y vehículos articulados.

A lo largo del día, los principales problemas estuvieron en la entrada a Madrid por el sur. La autopista de peaje R-4 estuvo cortada entre Pinto (Madrid) y Dosbarrios (Toledo) debido a las nevadas, mientras que la A-4 fue cerrada sentido Madrid entre el kilómetro 122 y el 66 para "evitar entrar en colapso". Ambas reabrieron a primera hora de la tarde.

Además, unos 15 vehículos se quedaron atrapados por la nieve en la carretera GU-115 a la altura de Ledanca (Guadalajara) y pudieron continuar su trayecto poco después de las 18.00. El 112 de Castilla-La Mancha recibió un centenar de avisos desde la medianoche hasta las 18.00, en su mayoría en Guadalajara (39 avisos), Toledo (30) y Cuenca (25). 

Por otro lado, las líneas del AVE entre Madrid y Barcelona y entre Madrid y Sevilla bajaron la velocidad a 160 kilómetros por hora en algunos tramos por el frío y la nieve, lo que generó "alguna demora". Según han informado a Efe fuentes de Renfe, no hay ninguna vía cortada en la red ferroviaria. En el aeropuerto de El Prat, las tormentas y la cizalladura están obligando a espaciar las llegadas por seguridad.

Más información