Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone crear una agencia que "vigile y controle" la brecha salarial

Los socialistas quieren seguir el modelo de Islandia y preparan dos proposiciones de ley a favor de la igualdad laboral entre hombres y mujeres

La responsable de Igualdad, Carmen Calvo, junto al secretario general, Pedro Sánchez, en una reunión de trabajo de los diez acuerdos de país que impulsa el PSOE.
La responsable de Igualdad, Carmen Calvo, junto al secretario general, Pedro Sánchez, en una reunión de trabajo de los diez acuerdos de país que impulsa el PSOE.

El PSOE llevará al Congreso de los Diputados antes del 8 de marzo dos proposiciones de ley para combatir la desigualdad laboral entre hombres y mujeres. Carmen Calvo, secretaria de Igualdad de la ejecutiva federal, ha anunciado este viernes que en esas medidas se incluirá la creación de una agencia que "vigile y controle" la brecha salarial. Su objetivo sería complementar la labor de la inspección de trabajo y la justicia: "Queremos que exista una estructura que vigile, controle y sirva como espacio de reivindicación y resolución antes de la llegada a la vía judicial", ha dicho Calvo, en referencia a que sea una opción de arbitraje entre empleados y empresas antes de los tribunales.

Las medidas que prepara el PSOE están más cerca de la vía islandesa, que implica sanciones, que de la alemana, que se basa en recomendaciones: "Ya sabemos que la brecha salarial no se va a resolver con buena voluntad, autorregulación y buenismo", ha dicho Calvo. La Ley de Igualdad de 2007 y el Estatuto de los Trabajadores ya prevén sanciones para este tipo de discriminación. La propuesta del PSOE persigue reforzar, facilitar y clarificar esas reglas: "No hay un buen uso de la inspección, no se hacen los Planes de Igualdad y se incumplen cuando los hay", dice Calvo.

El partido pretende también limitar la autorregulación empresarial y apuntalar los supuestos en términos más estrictos de cumplimiento y sanción. En una rueda de prensa en Ferraz, Calvo ha advertido que el partido ya tiene casi a punto los dos textos, que presentará pronto con todos los detalles el secretario general, Pedro Sánchez.

Islandia es el primer país del mundo que obliga a las empresas a publicar los salarios de sus empleados y prevé sanciones por incumplir la paridad salarial a las empresas de más de 25 empleados. Si los sueldos de hombres y mujeres en los mismos cargos son distintos, las compañías islandesas recibirán sanciones económicas aún no definidas. La intención del PSOE va en esa línea: "No vamos a hacer simplemente una recomendación, sino una verdadera reforma e intervención en esta realidad", ha dicho Calvo. La propuesta del PSOE se refiere a auditorías en empresas de más de 50 trabajadores, que también conllevaría exigir la transparencia en las retribuciones.

Desde el PSOE ven la rectificación del presidente Rajoy como un ejemplo perfecto de que ha llegado el momento de la verdad para una propuesta legislativa de este tipo en España. Una semana después de decir en Onda Cero que la brecha salarial era algo que se arreglaba solo —"no nos metamos en eso", dijo Rajoy—, el presidente admitió en TVE que quizá se había explicado mal: "Si me han entendido mal o me he expresado mal no tengo ningún problema en retractarme", dijo.

La admisión de Rajoy es motivo de optimismo en el PSOE: "Es un tema propio del PSOE y ahora vemos la oportunidad de sacarlo adelante", ha dicho Calvo, que ha añadido: "Hace 2 o 3 años dábamos la cifra de la brecha y nos limitábamos a decir qué horror, pero ahora estamos ante la oportunidad de que la derecha vea que no es un tema autorregulación empresarial". Calvo cree que el ambiente propicio se extiende más allá de España: "Hay un clima en el mundo donde se abren paso las propuestas del feminismo", ha dicho.

La ofensiva del PSOE consiste en dos proposiciones de ley: una estrictamente sobre la brecha salarial y otra más genérica sobre igualdad laboral. A falta de cerrar definitivamente el contenido de las dos propuestas, los socialistas creen que, tras el lógico debate parlamentario, la aprobación de sus dos proposiciones es posible: "Queremos un debate con el resto de partidos cuanto antes mejor", ha dicho Calvo. Los principales partidos ya han anunciado propuestas en líneas similares a las del PSOE.

También es intención del PSOE que los consejos de administración sean paritarios a través de cuotas: "La presencia de las mujeres en los puestos de decisión laborales debería ser obligada", ha dicho Calvo.

Más información