Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE de Madrid plantea una lista que una a toda la izquierda

José Manuel Franco, líder de los socialistas en la capital, sitúa como objetivo estratégico que la izquierda retenga la alcaldía de Madrid

El lider del PSM, José Manuel Franco, en la sede del partido de Puente de Vallecas
El lider del PSM, José Manuel Franco, en la sede del partido de Puente de Vallecas

El PSOE madrileño (PSM), liderado por José Manuel Franco, sitúa como objetivo estratégico que la izquierda retenga la alcaldía de Madrid. Franco, uno de los barones más afines a Pedro Sánchez, considera que la oportunidad para evitar que el Consistorio caiga en manos de la derecha pasa por unir fuerzas y aglutinar a todos los sectores de la izquierda en la capital en torno a una misma candidatura. El líder del PSM se muestra dispuesto a que el PSOE se presente en una plataforma en la que participen personas vinculadas a Podemos e Izquierda Unida y otros colectivos de izquierdas que compartan el proyecto socialista.

La alcaldía de Madrid es, junto a la de Barcelona, la joya de la corona de las próximas elecciones municipales de 2019. Los partidos saben que esta simbólica plaza puede servir de trampolín para sus expectativas nacionales en los comicios al Congreso un año después. El PSOE, que quedó en tercera posición en las elecciones de 2015 y apoyó que Manuela Carmena, segunda, se convirtiera en alcaldesa de Madrid, busca candidato pero en paralelo estudia fórmulas para hacer posible que la izquierda no pierda el Consistorio. El líder de los socialistas madrileños defiende la idea de unir fuerzas para evitar que una suma de PP y Ciudadanos, en auge, logre la alcaldía de la capital.

"Si se dan las condiciones para la constitución de una plataforma de izquierdas, el PSM, siempre que no se diluya su identidad, lo vería con buenos ojos", afirma el secretario general del PSM, José Manuel Franco, elegido líder de los socialistas madrileños el pasado septiembre con el 72% de los votos de los militantes. Se trataría de "una candidatura donde estarían socialistas, personas vinculadas a Podemos, a Izquierda Unida, a movimientos sociales y sindicales e independientes de izquierdas en consonancia con el proyecto socialista para la ciudad de Madrid", explica. Esto es, no se trataría de una coalición entre partidos, sino de personas que se integrarían a título individual —sin tener que renunciar a su militancia— en esta candidatura amplia cuyo nombre no tendría por qué llevar las siglas del PSOE.

"Es una idea ilusionante pero muy difícil", admite Franco, consciente de las dificultades de aunar tradiciones políticas tan diversas bajo el mismo paraguas. De prosperar, sería la primera alianza de estas características desde el nacimiento de Podemos y de las candidaturas municipalistas porque contaría con el PSOE.

En la búsqueda de esa alianza amplia, Franco ha mantenido ya conversaciones con ex altos cargos de IU y con exmilitantes de UPyD, y la semana próxima se reúne con dirigentes de Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares, en Madrid.

El secretario general del PSM quiere que su partido sea el "motor hegemónico" de esa plataforma y que la identidad socialista no se diluya, pero al mismo tiempo está dispuesto a que las siglas del PSOE no aparezcan en el nombre de la candidatura. "Creo que esta candidatura puede ser el camino para que la izquierda mantenga el Gobierno en el Ayuntamiento de Madrid", defiende.

¿Quién lideraría esa candidatura? "Una persona de reconocido prestigio en el mundo de la izquierda", responde Franco, que no niega que Manuela Carmena encaja en este perfil, pero no renuncia a que sea también un socialista, con o sin carné. Es el caso, por ejemplo, de Ángel Gabilondo, portavoz en la Asamblea, a quien el partido en principio respeta su preferencia por la comunidad, pero que tampoco descarta para la alcaldía.

Candidato en búsqueda

El propósito de José Manuel Franco, que ha trasladado la idea a Pedro Sánchez sin que el líder del PSOE haya dado el visto bueno, se plantea en paralelo a la búsqueda que los socialistas hacen de los candidatos para Madrid.

Gabilondo tiene un perfil muy bien valorado en el PSOE al que se puede situar encabezando cualquiera de las dos listas, comunidad o Ayuntamiento. El propósito del exministro de Educación es volver a liderar la candidatura a la comunidad, pero nada está aún cerrado. Gabilondo tiene una buena relación con Íñigo Errejón, quien se perfila como candidato de Podemos, aunque en una entrevista en EL PAÍS afirmó que estaba dispuesto también a pactar con Ciudadanos.

La alcaldía es el plato fuerte y el más complejo para el PSOE por la fortaleza de Manuela Carmena como rival. Si el propósito del líder madrileño de una candidatura amplia no prosperara y los socialistas compitieran con la lista de Ahora Madrid que encabezara la alcaldesa, en la dirección del PSM piensan en un perfil de candidato menos conocido pero joven y "fresco", al que poder dar a conocer con una buena campaña. La dirección federal traslada por su parte que no hay nada decidido pero que el PSOE tiene que salir a ganar y no dar imagen en ningún caso de que da por perdida la capital

Más información