Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional estará listo para reunirse si el Parlament infringe la ley

Los magistrados pueden reunirse para deliberar el mismo día que se presente un recurso del Gobierno

El hemiciclo del Parlament, el pasado 18 de enero durante su sesión constitutiva. Atlas

El Tribunal Constitucional no tiene programado reunión del pleno ni el martes ni el miércoles próximos, los días que baraja el presidente del Parlament, Roger Torrent, para celebrar el pleno de investidura del nuevo presidente de la Generalitat. Pero fuentes jurídicas aseguran que los magistrados estarán “pendientes” de lo que suceda en la Cámara catalana y listos para reunirse cuando sea necesario en el caso de que el Gobierno recurra alguna de las decisiones del Parlament. También podrán reunirse antes del inicio del debate si, como ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno central, el Ejecutivo recurre la decisión de proponer a Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Las fuentes consultadas descartan que el pleno del Constitucional vaya a reunirse de forma preventiva por si el Parlament tomara alguna decisión que contravenga la legalidad. Pero los magistrados sí van a estar pendientes y con la posibilidad de reunirse en unas horas si es necesario. No obstante, estas fuentes advierten de que la presentación y admisión de un recurso, por urgente que sea, lleva aparejados unos trámites que no pueden saltarse y que, aunque se aceleren, requiere un tiempo mínimo de “horas”. En cualquier caso, las fuentes consultadas aseguran que estará listo para actuar con “celeridad y firmeza” como ha venido haciendo en el conflicto catalán.

El pleno podría reunirse el mismo día en el que se presente el recurso, pero todo depende de las horas a las que ocurran los acontecimientos. El registro del Constitucional está abierto hasta las 15.00, aunque por vía telemática se pueden presentar recursos más tarde. El escrito del abogado del Estado debe pasar unos trámites internos, que implican informes para garantizar que formalmente está todo correcto. Después, el presidente del Constitucional, Juan José González Rivas, puede convocar al pleno. No existe un tiempo mínimo entre la convocatoria y la celebración de la sesión, por lo que si el recurso llega por la mañana o a primera hora de la tarde sería posible deliberar el mismo día. Si llega a media tarde, lo más probable es que se celebrara el pleno al día siguiente.

A lo largo del procés, el Constitucional ya se ha reunido en otras ocasiones de forma extraordinaria para deliberar decisiones adoptadas por el Parlamento de Cataluña relacionadas con el desafío independentista. A finales de julio de 2016, los magistrados recibieron la orden de no alejarse de Madrid a la espera de que el Parlament aprobara una resolución que le autorizaba a debatir sobre la "desconexión”. Cuando esta se adoptó, el abogado del Estado presento ante el tribunal un incidente de ejecución de sentencia al entender que la decisión de la Cámara incumplía la sentencia del Tribunal Constitucional del 2 de diciembre de 2015 que declaró inconstitucional y nula la resolución del Parlament sobre el inicio del 'proceso de desconexión', aprobada unas semanas antes. El pleno del tribunal se reunió tras recibir el escrito del abogado del Estado, lo admito a trámite y suspendió cautelarmente la resolución del Parlament.

Más información