Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos por el asesinato de los ancianos en Bilbao dos menores de 14 años, vecinos de las víctimas

La Ertzaintza ha arrestado al primero en Balmaseda y a su cómplice en Bilbao

Portal del edificio donde fue perpetrado el doble asesinato.

Otra vez menores. De confirmarse su autoría sería el cuarto menor detenido en Bilbao en el último mes acusado de homicidio. En este caso del doble homicidio de los dos ancianos de 87 años en el barrio de Otxarkoaga. Dos chicos menores, de 14 años, -aunque algunas fuentes sostuvieron inicialmente que tenían 14 y 16- y vecinos de las víctimas, han sido detenido en Balmaseda y Bilbao por su presunta implicación en el doble crimen acaecido el pasado jueves. Los dos tienen antecedentes por robos y robos con intimidación.

La Ertzaintza ha capturado al segundo apenas unas horas después de la primera detención por el asesinato de Rafael y Lucía, que fallecieron víctimas de las cuchilladas y de los golpes recibidos en su domicilio, presuntamente para robarles. La investigación continúa abierta por parte de la Ertzaintza. Los menores acusados del asesinato del ex futbolista Ibon Urrengoetxea y los detenidos como presuntos asesinos de los ancianos de Otxarkoaga no pertenecían al mismo grupo de delincuentes.  

El doble asesinato causó una profunda conmoción, ya que las víctimas eran una pareja conocida y querida en el barrio. Un matrimonio humilde al que su yerno encontró en un charco de sangre. Rafael falleció por los golpes que recibió en la cabeza, en una de las habitaciones, y Lucía de una de las cuchilladas que recibió en el corazón. Además, tenían numerosos golpes en sus cuerpos. Como reconocieron los propios forenses, fueron  asesinados con ensañamiento. Según ha confirmado la Ertzaintza, los dos menores detenidos son vecinos del barrio de Otxarkoaga.

Debate en Bilbao

Además del doble crimen de los ancianos de Otxarkoaga y del del exfutbolista, Ibon Urrengoetxea, todos ellos a manos de menores, el 29 de diciembre una menor de edad sufrió una violación por un grupo de jóvenes en un local de Barakaldo. Dos de los cuatro implicados en este suceso eran menores de edad.

También en diciembre, un joven agredió a otro que perdió un ojo en una estación del metro del centro de Bilbao, además del apuñalamiento de un joven en una pelea entre dos grupos en la céntrica calle Mazarredo.

Muchos de estos se conocían y formaban parte de una especie de un grupo autodenominado The Ghetto Family, causante de la escalada de delincuencia juvenil en la ciudad. La Ertzaintza asegura haberles neutralizado con la detención de tres menores y otros cinco que quedan como investigados. Se les atribuye 17 hechos delictivos desde mediados de noviembre pasado.

Las detenciones han sido posibles gracias, en parte, a las descripciones de varios vecinos de las víctimas, que vieron a los menores merodeando las viviendas. Podrían ser los mismos que entraron en otro piso unas horas antes de crimen, pero fueron descubiertos por los propietarios. Las descripciones aceleraron la identificación y la búsqueda.

El primer arresto se ha producido sobre las 13.30 de este domingo en el municipio vizcaíno de Balmaseda y el segundo unas horas después. El menor se ha dado cuenta de que le estaban buscando tras la detención de su amigo y se ha entregado a la Ertzaintza en la gasolinera de Miribilla, en Bilbao.

Los cadáveres de una pareja de ancianos, con signos de violencia, fueron localizados sobre las tres de la tarde del jueves en una vivienda de la calle Zizeruena del barrio bilbaíno de Otxarkoaga por familiares de las víctimas, que acudieron al piso después de intentar hablar con la pareja en repetidas ocasiones.

Según el relato de los propios familiares el interior de la vivienda se encontraba todo revuelto, por lo que podría tratarse de un intento de robo, aunque la Ertzaintza mantiene abierta todas las posibles hipótesis sobre este suceso. Según varios vecinos, el barrio sufre desde hace un año una "ola de robos" sobre todo en los pisos más bajos, como es el caso de la vivienda de los fallecidos.

Otxarkoaga es uno de los barrios populares que la dictadura levantó en la ladera de esa zona de Bilbao para eliminar una amplia zona de chabolas. De hecho, tras el asesinato numerosos vecinos atribuyeron la oleada de robos "a los de siempre". Bajo ese epígrafe se escondían dos de los detenidos, hijos de familias de toda la vida de Otxarkoaga.

Más información