Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras pide el traslado urgente a una cárcel catalana y asistir a los plenos del Parlament

El líder de ERC recuerda que la prisión preventiva no restringe sus derechos políticos

Oriol Junqueras sale el pasado jueves del Supremo tras pedir su libertad.
Oriol Junqueras sale el pasado jueves del Supremo tras pedir su libertad.

Oriol Junqueras, presidente de ERC y diputado electo del Parlamento de Cataluña, ha pedido este miércoles al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que ordene su traslado urgente a una prisión catalana y que le autorice permisos de salida de la cárcel para asistir al Pleno de constitución de la Cámara autonómica del próximo 17 de enero, así como a las distintas sesiones plenarias que se celebren posteriormente, entre ellas la de investidura del futuro President, prevista para la semana del 29 de enero. La defensa de Junqueras, encomendada al letrado Andreu Van den Eynde, solicita este traslado para facilitar “su actividad de participación política” y para “estar cerca de su esposa e hijos menores de edad”.

El abogado de Junqueras recuerda que el voto de su cliente, en prisión desde el 3 de noviembre, “resulta indelegable” y su ausencia “afectaría a la dinámica de mayorías” en la Cámara, por lo que “su función en el Plenario no puede ser sustituida”, especialmente en la sesión de investidura. Van den Eynde recuerda que la condición de preso preventivo de Junqueras supone únicamente una limitación a su libertad, pero no a su derecho de participación política.

“Un diputado electo ha de poder emitir su voto y, por tanto, participar en el Plenario. No hacerlo modificaría la aritmética parlamentaria y alteraría la voluntad popular que se expresa a través de sus representantes en las cámaras legislativas”, señala el escrito de Van den Eynde. Un representante elegido por los ciudadanos “ha de poder ejercer sus funciones políticas esenciales”, recuerda el letrado. “Por más que su encarcelamiento haga incompatible la asistencia diaria a la cámara legislativa o su participación en comisiones parlamentarias (donde podrían ser sustituidos), no puede implicar su inasistencia al Plenario ni la pérdida de su voto”, lo que “alteraría la función misma del Parlamento” y “desnaturalizaría el derecho de participación política” consagrado en la Constitución.

Además, el traslado a la prisión de Brians, la más cercana a su domicilio, “implicaría garantizar también derechos personales del investigado como son los inherentes a estar a menor distancia de su esposa y sobre todo de sus hijos”, de 2 y 5 años, señala el escrito.

El letrado basa su petición en las Reglas Mínimas de la ONU para el Tratamiento de los Reclusos, las llamadas Reglas Nelson Mandela, que señalan que "el sistema penitenciario no deberá agravar los sufrimientos inherentes" a la situación de privación de libertad. En cualquier caso, señala el escrito del abogado, "el traslado no entorpecería en modo alguno la instrucción pues no existe ninguna diligencia personal pendiente que implique la presencia del señor Junqueras ante el Tribunal".

Más información