Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión incomunicada y sin fianza para el autor confeso de la muerte de Diana Quer

El Chicle se niega a declarar. La juez de guardia lo considera supuesto responsable de un delito de detención ilegal y del "homicidio doloso" de la joven madrileña

Abuín con la cabeza cubierta durante el registro de su casa. ATLAS

Más de seis horas después de llegar el día de Año Nuevo a los juzgados de Ribeira (A Coruña), José Enrique Abuín, alias el Chicle o el Chiqui, ha sido trasladado a la cárcel de Teixeiro (A Coruña) para cumplir prisión provisional incomunicada y sin posibilidad de fianza, mientras continúa siendo investigado como presunto autor de la muerte de Diana Quer. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Ribeira, en funciones de guardia, lo considera sospechoso de la detención ilegal y el homicidio doloso de la joven madrileña desaparecida el 22 de agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal. También le atribuye el intento de rapto de otra joven el pasado lunes en la localidad vecina de Boiro, un delito frustrado que fue denunciado por la propia víctima y precipitó la hasta entonces estancada resolución del caso Quer.

El arrestado se ha negado a declarar ante la juez de guardia con relación a todos los delitos que se le atribuyen. Su abogado, José Ramón Sierra, sin embargo, ha puntualizado dentro de la sala que por expreso deseo de su cliente quería desmentir que en días anteriores, durante los interrogatorios en el cuartel de la Guardia Civil de A Coruña, Abuín se hubiese confesado autor de un homicidio doloso o un asesinato ni de ningún tipo de delito de agresión sexual. Según este letrado coruñés, el hombre se prestó estos días a "colaborar" con la justicia e indicar dónde se encontraba el cuerpo para "mitigar" el sufrimiento de la familia. El penalista ha insistido a las puertas del juzgado que su cliente "en ningún momento ante la Guardia Civil se ha reconocido autor de un delito doloso, ni homicidio ni asesinato", "no ha habido en su declaración larga y prolija ninguna referencia al estrangulamiento ni al delito sexual". Según Sierra, "no hay ni un solo indicio en la causa que se refiera" a ningún delito de este último cariz. No obstante, Diana Quer llevaba 16 meses y nueve días en paradero desconocido. Todo indica que la estrategia de defensa pasará por tratar de hacer valer la tesis del atropello y el homicidio involuntario, y el abogado ya ha adelantado que a lo largo de la instrucción pedirá las periciales psiquiátricas que sean precisas.

El juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira, que investigó desde el inicio la desaparición de Diana Quer y sobreseyó las diligencias de forma provisional por falta de pruebas, volverá a abrir la causa entre mañana y pasado para proseguir con estas pesquisas y con el caso del intento de secuestro de la vecina de Boiro en Navidad. El juez titular llamarà entonces de nuevo al Chicle para prestar declaración.

Tal y como informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el auto de prisión indica que, sin perjuicio de lo que depare la instrucción, Abuín es sospechoso de haber cometido al menos cuatro delitos. Los de detención ilegal y robo con violencia e intimidación, ambos en grado de tentativa, en relación al caso del 25 de diciembre, "sin perjuicio de los delitos relativos a la integridad física y psicológica que se hubiesen podido cometer". Y los de detención ilegal y homicidio doloso en el caso de Diana Quer. Todo ello, indica la juez, "con la provisionalidad propia del momento procesal" y sin perjuicio de que el avance de la investigación pueda permitir otras calificaciones más graves, como la de asesinato.

Con respecto a la mujer atacada en Navidad, la magistrada también aclara que la calificación de los delitos es "provisional y sin perjuicio de ulteriores modificaciones que permitan realizar el curso de la investigación y, en particular, la posible corrobación de los indicios que advierten, ya en este momento inicial, de que la finalidad del investigado pudo haber sido la de atentar contra la integridad sexual o contra la vida de la víctima".

La juez ha acordado su ingreso en prisión por entender que existe "riesgo de fuga y de reiteración delictiva", además de para "evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas". Al investigado, que se acogió a su derecho a no declarar, le constan antecedentes judiciales contra la seguridad vial y contra la salud pública por tráfico de drogas.

La incomunicación se adopta a petición del fiscal debido al "elevado riesgo de destrucción de fuentes de prueba por parte del investigado, y en particular, de que este pretenda influenciar en la declaración de los testigos de los hechos, lo que podría frustrar el buen fin de la investigación". La pareja de Abuín había mantenido hasta el fin de semana pasado la coartada del detenido, supuestamente presionada por él y ante el temor de represalias. Abuín, sospechoso de la desaparición de Quer desde hacía muchos meses, aseguraba en los interrogatorios a los que había sido sometido por la Guardia Civil que aquella noche había estado robando gasoil con su compañera.

Con respecto al cadáver hallado en un pozo, dentro de una nave de Rianxo, el informe preliminar de la autopsia indica que se trata de una mujer probablemente de entre 18 y 20 años, de cabello largo y oscuro. La causa de la muerte, según el Tribunal Superior, se encuentra "a estudio", aunque en un examen preliminar "no se han hallado signos de violencia pero sí indicios claros de criminalidad".

El padre de Diana pide "hacer lo posible" para que el culpable pague

Juan Carlos Quer, el padre de la joven Diana, ha pedido hacer "lo posible" para que el único detenido por este caso, José Enrique Abuín Gey, casado y padre de una hija, "responda" del delito, todavía sin tipificar, si ha sido el autor.

"Que este señor responda del delito y de la muerte de una persona que estaba en la flor de la vida", ha dicho en su viaje a Galicia, en la sede del anatómico forense en el que se le practica la autopsia a su hija, desaparecida en agosto de 2016 en el municipio costero de A Pobra do Caramiñal en el que veraneaba con su madre y su hermana menor.

Más información