Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos rechaza ceder escaños al PP para que pueda formar grupo propio en el Parlament

Los populares no han contactado con el partido de Rivera para plantearle la medida

Albert Rivera e Inés Arrimadas, el pasado 22 de diciembre, tras las elecciones.
Albert Rivera e Inés Arrimadas, el pasado 22 de diciembre, tras las elecciones. AFP

El PP se hundió en los comicios del pasado jueves y ni siquiera busca salvavidas para tratar de salir a flote en Cataluña. Según han informado fuentes de la dirección de Ciudadanos, los populares no han contactado con ellos para pedir que les cedan un escaño en el Parlament para formar grupo propio. Aunque, según apostillan las mismas fuentes, la formación liderada por Albert Rivera no se ha planteado esa posibilidad y tampoco la ven con buenos ojos.

"No hemos pensado ni hemos debatido sobre ello. Ni siquiera he podido hablar con el señor Xavier García Albiol. Ni siquiera he recibido una llamada de él", adelantaba ya Inés Arrimadas, el pasado viernes, como prólogo de una decisión que no se ha discutido todavía en los órganos internos del partido. Eso sí, según recalcan fuentes de la cúpula de la principal fuerza de la oposición en Cataluña, la formación no se plantea de momento esa posibilidad y recuerdan que ellos permanecieron dos legislaturas en el grupo mixto, donde deberá integrarse ahora el PP junto a la CUP: "Y nadie planteó entonces la cesión de escaños".

"Sí estaríamos de acuerdo en utilizar la figura del subgrupo, para que ambos partidos puedan actuar con cierta autonomía el uno del otro", explica un dirigente de Ciudadanos. Una opción que daba por hecho otro cargo de la dirección. Los populares y los anticapitalistas salieron de la cita con las urnas con cuatro diputados cada uno.

Las relaciones entre PP y Ciudadanos se han resentido en las últimas semanas. Tras el 21-D, Albiol culpó a la candidatura de Arrimadas de su derrumbe. "Hoy los resultados serían distintos si no hubiese habido ese empeño por parte de Ciudadanos y compañía de hundir al PP para ganar, en lugar de sumar", dijo el dirigente conservador. A la vez, los populares se han lanzado también a presionar a Ciudadanos para que intente formar Gobierno. Una posibilidad que, de momento, ha descartado el partido de Rivera, pese a ser la fuerza más votada. Esperarán a ver si los independentistas son capaces de sumar.

Toda esta sucesión de acontecimientos se produce mientras ambas fuerzas políticas se preparan ya para las elecciones autonómicas y municipales de 2019. Por un lado, Mariano Rajoy ha pedido a la cúpula del PP que comience en enero el diseño de la estrategia para los comicios, ante el temor de que Ciudadanos expanda el éxito logrado en Cataluña. Por otra parte, el partido de Rivera centrará sus esfuerzos en 2018 en reforzar la organización interna con el objetivo de reforzar las bases locales y potenciar su implantación territorial fuera de las grandes ciudades.