Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bescansa advierte del riesgo que supondría una consulta en Cataluña

La cofundadora de Podemos discrepa de la tesis oficial del partido y se decanta por un proceso "complejo y garantista" que "no pueda estar sometido a la coyuntura"

Carolina Bescansa y Luis Alegre, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense. Ampliar foto
Carolina Bescansa y Luis Alegre, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense.

Carolina Bescansa discrepa de la tesis oficial de Podemos de que la solución a la crisis catalana se pueda resolver sin más con una consulta a la ciudadanía sobre su permanencia o no en España, por muy pactada y legal que fuera. La polarización social no permitiría, al menos hoy por hoy, que se produjera en el clima adecuado. En un acto de marcado simbolismo que también ha contado con la presencia de Luis Alegre, docente en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense y otro de los cofundadores de Podemos, la doctora en Ciencia Política y Sociología ha evidenciado sus diferencias con Pablo Iglesias, públicas desde que en octubre se convirtió en la primera referente de Podemos en cuestionar el discurso en Cataluña y que no se dirigiera "más a España y a los españoles y no solo a los independentistas". Ahora la diputada ha ido más allá de la propuesta de su partido y ha promulgado una reforma territorial dentro de la Constitución que exigiría de varios procesos con requisitos legales y mayorías parlamentarias.

"La experiencia acumulada en consultas, incluido el 1 de octubre, indica que hay que ser muy cuidadoso. Una decisión tan importante en un contexto tan complicado tiene que ser mediante un mecanismo complejo y garantista. Una pregunta tan importante sobre la estructura territorial del Estado no puede estar sometida a los elementos de coyuntura", ha expresado Bescansa, para quien es fundamental "que cuando la gente diga si o no estemos totalmente seguros de que se está respondiendo a la pregunta que figura en la papeleta".

"En esta legislatura se está produciendo la prueba de esfuerzo del régimen del 78", ha recalcado la diputada, que ha expuesto la propuesta de reforma constitucional que lanzó a finales de noviembre en unas jornadas académicas con una treintena de alumnos en la Facultad de Filosofía y que ya ha desgranado en otros actos en Sevilla, Madrid y Ávila. Bajo el título España en crisis. Propuestas para el cambio constitucional, Bescansa ha insistido en que el "primer peldaño" para que se modifique la Carta Magna es una reforma de la ley electoral para desbloquear el Senado, del que ha criticado que no actúa como una cámara de representación territorial. "Eso genera problemas en dos direcciones, por lo que no resuelve y generando además un bloqueo institucional con una minoría mayoritaria, del PP, que con el 30% de votos tiene mayoría absoluta", ha explicado. Por esta razón, el Senado "es el último resorte del régimen que garantiza que no vaya a haber un cambio estructural sin el partido conservador", ha sentenciado.

Bescansa considera que la transformación del sistema de partidos español "no debe confundir y ser un espejismo" y ha instado a PP, PSOE y Ciudadanos a realizar propuestas concretas y no centrar el debate en si es necesaria una modificación de la Ley Fundamental. De lo contrario, entiende que la crisis territorial española puede ser el "final de camino del proceso de cambio que abrió el 15-M hace seis años". "Una reforma solo puede venir de lo concreto, de propuestas concretas para romper el cerrojo del 78. Ha llegado el momento de que PP, PSOE y Ciudadanos se quiten la careta y concreten... El rey está desnudo y la Declaración de Granada del PSOE no es una propuesta de cambio constitucional. Es una broma". 

La parlamentaria es partidaria de la elección directa del presidente del Gobierno en un sistema a dos vueltas, fórmula con la que confía en que se evitaría la "injerencia" del poder ejecutivo con el resto de poderes. "El poder ejecutivo tiene una enorme capacidad de injerencia frente al poder legislativo, jurídico, la administración local y autonómica", ha subrayado. Para Bescansa, los únicos dos objetivos del PP esta legislatura son convalidar las directivas europeas y que altos cargos del partido y del Ejecutivo de Mariano Rajoy "no vayan a la cárcel". "Estos son los objetivos del Gobierno. Y no son fáciles de cumplir ninguno de los dos", ha sentenciado.

Alegre, que ha ejercido de moderador y fue el único referente de Podemos que salió en defensa de Bescansa -el exsecretario general de Madrid no tiene ninguna responsabilidad en el partido-, comparte que el Senado "parece el verdadero cerrojo del cambio constitucional por la falta de proporcionalidad tan enorme" de la Cámara. "Está vinculada a la circunscripción provincial pero la ley electoral sí puede modificarse para introducir mayor representatividad", ha observado. La elección directa del presidente del Gobierno serviría para "dotar de mayor legitimidad de origen a esa figura", ha coincidido.

La participación de Bescansa en las jornadas celebradas en la Complutense se han desarrollado el mismo día en que Iglesias tendrá su primer acto de campaña, en Tarragona, de la coalición con Catalunya En Comú. Bescansa, que no desempeña ningún cargo orgánico, no participará en ningún mitin.