Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP plantea reformar el Senado para ampliar sus funciones

El partido quiere que sea Cámara de primera lectura para los estatutos autonómicos

El PP quiere emplear la comisión parlamentaria sobre el estado de las autonomías para plantear el refuerzo y ampliación de las funciones del Senado. La formación de Mariano Rajoy apuesta por debatir con el PSOE y con Ciudadanos si la Cámara alta podría abordar en primera lectura cualquier modificación de los estatutos de autonomía, o el techo de gasto y la cesión de tributos, según fuentes populares. Los grupos de Pedro Sánchez y Albert Rivera también plantearán cambios.

El presidente del Senado, Pío García Escudero, saluda al portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, en la recepción del Día de la Constitución.
El presidente del Senado, Pío García Escudero, saluda al portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, en la recepción del Día de la Constitución.

El quinto punto del plan de trabajo para la comisión propuesto ayer por el PP incluye una “reforma del Senado desde el consenso constitucional”. Aunque ese enunciado coincide con los planteados por el PSOE y Ciudadanos, fuentes parlamentarias señalan una posible diferencia de fondo: mientras que la formación de Rivera se ha mostrado partidaria de cerrar la Cámara, o al menos de cambiar su sistema de elección, el partido de Rajoy prefiere centrarse en modernizar sus funciones, para darle más contenido y reforzar su papel.

El PSOE llama a la comisión a Serrat, Marías y Évole

La lista de comparecencias que ha propuesto el PSOE, más de un centenar, es con diferencia la más llamativa y heterodoxa, por su pretensión de imprimir a la comisión territorial “un carácter abierto a la sociedad y de cauce de todas las nuevas demandas ciudadanas”.

Incluye escritores y artistas, como Joan Manuel Serrat, Javier Marías, Javier Cercas, Isabel Coixet, Fernando Aramburu y Luis García Montero. También hay numerosos periodistas y tertulianos: los directores de los principales periódicos —incluido el de EL PAÍS—, Jordi Évole, Iñaki Gabilondo, Pepa Bueno, Victoria Prego, Joaquín Estefanía, Soledad Gallego Díaz, José Antonio Zarzalejos, Enric Juliana, Julia Otero, Javier Sardá, Àngels Barceló y Montserrat Domínguez.

Politólogos y sociólogos como Pablo Simón, Belén Barreiro, Antón Losada y Sandra León, filósofos como Emilio Lledó y Adela Cortina, y el historiador Santos Juliá. Incluso los embajadores en España de Austria, Alemania o EE UU.

“Las funciones nos permiten reforzar el Senado para que vaya más allá de una Cámara de segunda lectura y que pudiera ser la Cámara en la que se vieran determinadas iniciativas como las reformas de los estatutos de autonomía”, explicaron fuentes de la dirección parlamentaria del PP. “Reforzar las funciones del Senado puede ser algo que no lleve necesariamente a una reforma de la Constitución, pero que sí dé satisfacción a la demanda de que sea útil en más terrenos”, añadieron. ¿Se podría incluir entre esas funciones la de aprobar el techo de gasto o la cesión de tributos? “Ese tema está abierto. No ponemos las conclusiones antes del debate”, respondieron.

Fuentes de la dirección nacional del PP recuerdan que hay trabajos previos al respecto. Señalan, también, que estos tienen que ver con la posibilidad de reformar los reglamentos del Congreso y del Senado con el objetivo de ceder competencias de la Cámara baja a la alta en la tramitación de iniciativas que tengan que ver con propuestas territoriales.

Con esa fórmula, el PP —cuyo portavoz en la comisión es José Antonio Bermúdez de Castro— buscaría soslayar dos debates que han impedido en los últimos años cualquier cambio de calado en el funcionamiento del Senado. Primero, el que enfrenta a los partidos que quieren cambiar la fórmula que decide la elección de los senadores con los que quieren mantenerla. Y segundo, el que mide a las formaciones que piden una reforma de la Constitución con las que creen que no es el momento adecuado de abordarla.

Dos centenares de ponentes

El PSOE y Ciudadanos también aportarán a los trabajos de la comisión —que arrancarán en enero— propuestas sobre el Senado. El partido de Sánchez quiere examinar la capacidad de la Cámara para facilitar la participación de las comunidades en la toma de decisiones en el ámbito estatal y como instrumento de cooperación, interconexión e integración de políticas territoriales. Por su parte, el de Rivera plantea en su plan de trabajo la necesidad de reformar la Cámara.

Para preparar ese debate, el de la financiación autonómica o el del reforzamiento de los mecanismos de lealtad entre las Comunidades y el Estado, los partidos han convocado a más de 200 ponentes. La lista final será cribada por todas la formaciones integradas en una comisión en la que por ahora han declinado participar tanto Unidos Podemos como el PNV, el PDeCAT o ERC.

Los principales convocados son los expresidentes del Gobierno —aunque Ciudadanos no ha incluido a José Luis Rodríguez Zapatero—; los padres de la Constitución vivos —Miguel Herrero de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca y Miquel Roca—; los presidentes autonómicos; y algunos de sus predecesores, como José Bono (Castilla-La Mancha), Luisa Fernanda Rudi (Aragón) o Juan Carlos Rodríguez Ibarra (Extremadura). Además, el PP quiere que acudan a la comisión varios miembros del actual Gobierno, incluyendo a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El PSOE, impulsor de la comisión y que tiene a uno de sus diputados como presidente —José Enrique Serrano— pretende habilitar el mes de enero para poder celebrar una media de entre 4 y 6 comparecencias semanales. A los seis meses se nombraría una ponencia para elaborar el dictamen de la Comisión con propuestas de resolución. Solo entonces se sabrá si los partidos han logrado reformular el papel del Senado.

Más información