Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El referéndum unilateral en Euskadi pierde apoyos

El Sociómetro del Gobierno vasco detecta una caída desde el 41% en febrero al 31% la última semana de octubre

El lehendakari, Íñigo Urkullu entrando al Parlamento vasco, en Vitoria.
El lehendakari, Íñigo Urkullu entrando al Parlamento vasco, en Vitoria.

La vía unilateral, aunque sea para convocar un referéndum sobre la relación entre Euskadi y España, pierde fuelle en Euskadi. Según el último sondeo del Gobierno vasco, el Sociómetro, desde febrero hasta la última semana de octubre en el que fue realizada la última oleada de preguntas, ese porcentaje ha caído del 41% al 31%. Ha crecido sin embargo del 16% al 28% el porcentaje de los partidarios de convocar un referéndum solo si fuera aceptado por el Gobierno central. Pese a todo, casi seis de cada diez de los consultados simpatizan de forma genérica con la posibilidad de dilucidar vía referéndum, la relación entre Madrid y Vitoria, aunque el 76% asume que es poco o nada probable que en los próximos años se produzca un acuerdo entre los gobiernos central y vasco para ello.

Ficha técnica

La recogida de información se realizó entre el 24 y el 30 de octubre de 2017 -ambos inclusive- a través de entrevista individual mediante cuestionario estructurado y cerrado, realizada a domicilio a una muestra representativa de la población de cada uno de los Territorios Históricos de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV).

La muestra, dirigida a una población de 18 y más años, se distribuyó del siguiente modo: 504 personas en Araba, 1.091 en Bizkaia y 700 en Gipuzkoa, lo que supone un total de 2.295 personas entrevistadas. La selección se realizó por procedimiento polietápico y estratificado, siguiendo rutas aleatorias -a partir de un total de 164 puntos de muestreo 1- y con selección de los individuos por cuotas de sexo, edad y situación laboral, siendo posteriormente ponderados los resultados en base al recuerdo de voto en las elecciones Autonómicas de 2016 y a la población de cada uno de los territorios.

El diseño de la investigación, el análisis de los resultados y la elaboración del informe es responsabilidad exclusiva del Gabinete de Prospección Sociológica. La recogida de información fue realizada por la empresa Ikertalde, sita en el edificio Lurra, Paseo Txingurri 28-30, 2, 20017, Donostia-San Sebastián.

El error muestral correspondiente a esta muestra de 2.295 individuos, y atribuible en el caso teórico de que la muestra hubiera sido estrictamente aleatoria, se cifra en un + 2,1 % para el conjunto de la CAPV, con un nivel de confianza de 95,5 % y p=q=0,5. Se ha llevado a cabo un control telefónico del 32,2 % de las encuestas y un control domiciliario del 26,2 %.

El sondeo, en el que se reserva un espacio para el conflicto catalán, ha sido confeccionado a partir de 2.295 entrevistas realizadas en domicilios de Euskadi entre el 24 y el 30 de octubre. En este sentido, el 73% de los vascos opina que el Gobierno central ha actuado muy mal o bastante mal ante la crisis catalana, opinión que también tienen el 61% de los ciudadanos sobre la postura que ha adoptado la Generalitat. Por orden de mayor a menor, la actuación del Govern ha generado en Euskadi sentimientos de incertidumbre, aburrimiento, interés y miedo. En los últimos lugares se sitúan las sensaciones de ilusión y de indiferencia.

En Euskadi, en caso de convocarse el referéndum, el 33 % votaría a favor de la independencia -era del 39% en 2014), otro 33% votaría en contra -crece desde el 29% en 2014- , y un 12 % se abstendría. El 58 % avala la gestión del gabinete de Iñigo Urkullu en esta área. Además, es mayoritaria la opinión de que más nivel de autogobierno sería bueno para la economía, los servicios públicos, la convivencia y la identidad vasca.

El PNV sigue siendo el partido que genera mayor simpatía -4,6 en una escala de 0 a 10-, seguido de EH Bildu -3,5-, Elkarrekin Podemos -3,4- y PSE-EE -3,1- En último lugar se mantiene el PP -1,5-. En cuanto a los dirigentes políticos, Urkullu es el único que aprueba con un 5,3. Le siguen los líderes del PNV, Andoni Ortuzar con 4,6; de Podemos, Nagua Alba con 3,9; de Sortu, Arnaldo Otegi con un 3,8; la del PSE-EE, Idoia Mendia con 3,7 y el exministro de Sanidad, Alfonso Alonso, del PP que obtiene un 2.

La situación económica vasca se ve mejor que la española por parte de un 64% de los consultados, aunque el 31 % la cree mala o muy mala. Un 69% de los ciudadanos afirma no tener dificultades para llegar a fin de mes, mientras que un 29% sí las tiene. Este problema se ha reducido en relación con las dos mediciones anteriores ya que en 2009 era del 32% y en 2013 del 35%.

Así, los principales problemas de Euskadi están relacionados con el mercado laboral, muy por encima del resto -el 67% los menciona entre los tres principales-, aunque van perdiendo peso y su porcentaje es el más bajo desde 2008. Les siguen los problemas económicos y la situación política con el 13%, la vivienda y los desahucios con el 10%, y el funcionamiento y la cobertura de los servicios públicos y las ayudas sociales con el 7%.

Además, solo dos de cada 10 vascos confían en la homeopatía. Solo un 19 % está de acuerdo en que los productos homeopáticos son efectivos, un 13 % cree en los fenómenos paranormales, y un 9 % confía en los curanderos.

Más información