Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía belga pide la celebración de una nueva vista en el ‘caso Puigdemont’

El ministerio público quiere que el juez de Bruselas determine en qué términos se ha archivado la causa abierta tras la decisión del Tribunal Supremo de retirar la orden de detención

elecciones cataluña
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, y las exconsellers Meritxell Serret y Clara Ponsatí, durante una rueda de prensa. EFE

La decisión del pasado martes del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena de retirar la euroorden dictada para detener en su refugio belga a Carles Puigdemont y cuatro de sus exconsejeros no cierra definitivamente la vía judicial en Bruselas. La fiscalía belga ha presentado un escrito para solicitar la celebración de una nueva vista sobre la situación del expresidente de la Generalitat y sus compañeros. En este caso, para determinar cómo y en qué términos se ha archivado la causa abierta en Bélgica a raíz de que España cursase la euroorden, según revelan fuentes jurídicas. Las defensas de Puigdemont y los exconsejeros confían en tras esta segunda vista, el magistrado haga algún tipo de pronunciamiento sobre la actuación de las autoridades judiciales españolas en todo el procedimiento.

Dos de ellos, Antoni Comín y Meritxell Serret, ya apuntan en este sentido en un escrito presentado este jueves ante la Audiencia Nacional para desistir del recurso de apelación que en su día habían presentado, precisamente, contra la solicitud de arresto que contra ellos dictó la juez Carmen Lamela. En dicho escrito, al que ha tenido acceso EL PAÍS, los abogados de ambos afirman que si bien el Supremo ha retirado la euroorden, en su opinión, “para evitar que por parte de la justicia belga se pronunciasen sobre una serie de causas de nulidad”, eso no ha impedido que estas sean “objeto aún de debate en Bélgica”.

Fuentes de su defensa confirman que con esta última expresión se refieren a la solicitud de la fiscalía belga de celebrar esta segunda vista en la que esperan poder plantear de nuevo alegaciones. En concreto, sobre la supuesta vulneración de derechos fundamentales que –como recuerdan los abogados de Comín y Serret en el escrito presentado este jueves ante la Audiencia Nacional- es uno de los argumentos que esgrimen “en el procedimiento que se sigue en España”.

En este escrito presentado ante la Sala Segunda de la Audiencia Nacional –que tenía fijado fichado este jueves para debatir el recurso ahora desistido-, los abogados de los dos exconsejeros aseguran también que el auto del juez Llarena por el que retiró las euroórdenes de detención “viene, implícitamente, a reconocer que dicha orden habían sido dictada sin atender a la situación real del procedimiento” en España y “las circunstancias personales” de los antiguos miembros del Govern contra los que se dirigió. E insisten en que existen “otros medios menos gravosos” que el arresto para tomarles declaración a todos ellos.

Más información