Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno retoma la actividad legislativa e impulsará nueve leyes orgánicas en 2018

Tras un año sin casi tramitar iniciativas, el Ejecutivo buscará apoyos para sus proyectos

Soraya Sáenz de Santamaría, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Soraya Sáenz de Santamaría, en una imagen de archivo.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha anunciado este jueves que el Gobierno pretende aprobar en 2018 nueve leyes orgánicas, 38 leyes ordinarias y 240 reales decretos, lo que supone multiplicar la actividad legislativa del Ejecutivo con respecto a 2017. Entre las nuevas iniciativas destacan el impulso de la Ley de protección contra la violencia de género; de la Ley de menores sin alcohol; de la Ley de cambio climático; o de la Ley sobre el registro de nombres de los pasajeros para combatir el terrorismo. También se modificarán los códigos civil, penal y mercantil, la ley de enjuiciamiento civil, la del Poder Judicial, o la del impuesto de sociedades. Finalmente, se tramitará el reglamento de la Ley de Transparencia. Tres datos reflejan lo ambicioso que es el proyecto para un Gobierno en minoría: el Congreso no ha aprobado ninguna ley orgánica ni ningún decreto legislativo en 2017, y solo ha dado el visto bueno a nueve leyes.

"Algunas iniciativas se materializarán en leyes o no según los acuerdos con otros grupos", ha reconocido la vicepresidenta tras el Consejo de Ministros, convocado en jueves porque el viernes es festivo."Iremos operando como hasta la fecha. Una vez elaboradas las normas, o en proceso de elaboración, las hemos ido compartiendo con los grupos parlamentarios para ver si teníamos su apoyo", ha seguido. "Procuramos que cuando el proyecto de ley va a salir del Consejo de Ministros tengamos ciertas garantías de que va a salir adelante su toma en consideración [en el Congreso] Así lo haremos", ha añadido. "Podremos llevar una buena parte, y otras para las que se necesite más tiempo o un reenfoque". 

Los proyectos anunciados por el Gobierno, que mayoritariamente tienen su origen en Europa, se enfrentarán a una difícil tramitación parlamentaria. El Ejecutivo solo cuenta con 137 escaños en el Congreso. Eso le obliga a buscar constantemente apoyos en la oposición. Aunque el PSOE contribuyó a aprobar el techo de gasto y la subida del salario mínimo en 2016, el PP solo suele contar con Ciudadanos (32), PNV (5) y los dos partidos nacionalistas canarios (2) para sacar adelante sus propuestas en el Congreso. Las complicaciones inherentes a esa precaria aritmética parlamentaria quedaron demostradas en la aprobación del decreto de la estiba, que primero fue rechazado por la Cámara y luego salió adelante con el apoyo de los independentistas catalanes (PDeCAT).

Nada refleja mejor los problemas que le está causando al Gobierno su minoría parlamentaria que su balance de 2017. Este año, el Congreso no ha aprobado ninguna ley orgánica ni ningún real decreto legislativo, y solo ha dado el visto bueno a nueve leyes. Sin embargo, en 2015, último año de la legislatura en la que Rajoy disfrutó de mayoría absoluta, el Gobierno aprobó 16 leyes orgánicas, 48 leyes y 8 decretos legislativos, según los datos oficiales del Congreso de los diputados.

El equipo de Mariano Rajoy afrontará el impulso de su plan normativo tras las elecciones autonómicas que se celebrarán en Cataluña el 21 de diciembre; en plena negociación de la financiación autonómica; y con los Presupuestos anuales en el aire por su minoría parlamentaria. Sin embargo, no todos los planes del Gobierno quedan resumidos en el plan normativo. El Ejecutivo no descarta tener que tramitar iniciativas derivadas de los trabajos que están llevando a cabo en el Congreso las Comisiones constitucional; de justicia; educación y deporte; y empleo y seguridad social.

Sánchez Melgar, nuevo fiscal general del Estado

El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves el nombramiento del nuevo fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, que tomará posesión de su cargo el próximo lunes tras haber recibido los preceptivos avales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Congreso de los Diputados.

La Comisión de Justicia examinó este martes los méritos y la idoneidad de Sánchez Melgar para hacerse cargo del Ministerio Público, en sustitución de José Manuel Maza, fallecido el pasado 18 de noviembre en Buenos Aires (Argentina), cumpliendo así con lo establecido en el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

Sánchez Melgar ya superó con éxito un trámite similar el pasado jueves, cuando el Pleno del CGPJ aprobó por amplia mayoría el informe de idoneidad que exige la ley para formalizar el nombramiento del fiscal general del Estado. Sólo la vocal Concepción Sáez, designada a propuesta de IU, se opuso a su candidatura igual que hizo en su momento con la de José Manuel Maza.

Cumplidos esos trámites, y el del Consejo de Ministros, el nuevo fiscal prestará ante el Rey el juramento o promesa que previene la ley y tomará posesión del cargo ante el Pleno del Tribunal Supremo, lo cual tendrá lugar este lunes por la tarde, según informaron fuentes gubernamentales.

Más información