Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy supedita la reforma constitucional a la defensa de la soberanía nacional y el consenso

El presidente pide a los partidos que expliciten qué es exactamente lo que quieren cambiar

Mariano Rajoy conversa con el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas.

Mariano Rajoy ha supeditado este miércoles la reforma de la Constitución a que se cumplan tres condiciones: consenso, defensa de la soberanía nacional y un anuncio previo por parte de todos los partidos en el que cada uno explicite qué partes del texto fundamental quiere reformar. Así lo ha explicado el presidente del Gobierno durante el 39º aniversario de la Carta Magna, que se ha celebrado en el Congreso de los diputados.

"Estoy dispuesto a hacer la reforma, pero hay dos o tres cosas que me gustaría dejar claras", ha advertido Rajoy ante los periodistas. "No voy a aceptar de ninguna manera que se rompa la soberanía nacional, para mí lo que sea España lo deciden todos los españoles y no una parte de ellos", ha comenzado a enumerar. "En segundo lugar es muy importante que la Constitución, su reforma, se haga con un consenso muy generalizado, como en 1978. Una Constitución, por mayoría, no se puede reformar, eso es un disparate", ha proseguido. "Y en tercer lugar, es muy importante también que cada uno diga qué es exactamente lo que hay que reformar", ha rematado.

Sobre la financiación autonómica, el presidente ha recordado que ya está en marcha el estudio del nuevo sistema, sin concretar cuándo se rematará. Frente a las críticas de los presidentes autonómicos, encabezadas este miércoles por la presidenta andaluza, Susana Díaz, Rajoy se ha amparado en que solo tiene 137 escaños en el Congreso, cuando necesita 176 para aprobar el nuevo sistema. En función de esa aritmética parlamentaria, el presidente ha vuelto a apelar al PSOE, cuyo imprescindible apoyo pide. El PP, ha dicho el presidente, ni puede ni quiere renovar el modelo sin los socialistas porque estos gobiernan en siete comunidades autónomas. 

Además, el jefe del Ejecutivo ha mostrado su orgullo por lo que ha representado la Constitución de 1978, ha resaltado su plena vigencia y ha aprovechado para defender la aplicación del artículo 155 frente al desafío independentista en Cataluña.

PP, PSOE y Ciudadanos usan el 155 para reivindicar la vigencia de la Constitución

Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Albert Rivera han defendido la vigencia de la Constitución con el ejemplo de la histórica activación de su artículo 155, que ha permitido al Gobierno intervenir la Generalitat y cesar a Carles Puigdemont.

“Como ha quedado demostrado en las últimas fechas, esta es una Constitución que puede defenderse cuando es objeto de ataques por parte de gobernantes y dirigentes políticos, como ha ocurrido este año ”, ha dicho el presidente del Gobierno. “Por primera vez en la historia se ha aplicado un artículo plenamente constitucional y plenamente democático como es el 155, que existe en todos los países de nuestro entorno y solo se utiliza en circunstancias excepcionales”, ha seguido. Y ha añadido: “Vuelvo a afirmar la bondad de la Constitución y su plena vigencia”.

“La Constitución se defiende, se aplica y se reforma”, ha apuntado el secretario general de los socialistas. “La aplicación del 155 ha demostrado la resiliencia de la Constitución ante un ataque a la integridad territorial", ha añadido.

“Ahora más que nunca, la Constitución hay que aplicarla”, ha rematado el líder de Ciudadanos. “Se ha demostrado que es lo mejor que podíamos hacer”.

Más información