Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont seguirá en Bélgica pese a la retirada de la euroorden

La fiscalía de Bruselas levanta las medidas cautelares e informará al juez para que suspenda la causa

Puigdemont participa este lunes en un acto de campaña de Junts Per Catalunya a través de una pantalla.

Uno de los abogados de Carles Puigdemont en Bélgica, Paul Bekaert, ha afirmado este martes en declaración al diario belga L'Echo que su cliente no volverá a España pese a la decisión del juez Pablo Llarena de retirar la euroorden que pesa contra él y los cuatro exconsejeros. "Puigdemont no se irá de Bélgica tras la retirada del mandato de arresto europeo", ha asegurado. El letrado ha rechazado su vuelta debido a que aún pesa contra Puigdemont una orden de arresto nacional, lo que implicaría, según fuentes judiciales, su detención inmediata en caso de pisar suelo español.

La fiscalía de Bruselas ha confirmado en la tarde de este martes la recepción de la decisión del magistrado del Tribunal Supremo de anular la euroorden. Ha anunciado dos medidas: informará al juez para que suspenda el caso y ha levantado las medidas cautelares. Hasta ahora Puigdemont y los exconsejeros no podían abandonar Bélgica, tenían que comunicar una dirección fija y su agenda del día, y debían presentarse ante las autoridades cuando les fuera requerido.

El letrado flamenco Paul Bekaert, uno de los 19 abogados que asesora a los exmiembros del Govern en Bélgica, cree que las autoridades judiciales españolas han cambiado de estrategia ante la posibilidad de que los tribunales belgas ordenaran su entrega a España para que sea juzgado con restricciones, esto es, por los delitos menos graves. Uno de los argumentos de la defensa ha sido la falta de equivalencia en el código penal belga de ciertos delitos, lo que de quedar probado habría impedido a la justicia española actuar contra el expresidente por ejemplo, en delitos como el de rebelión, el más grave de los que se le acusan. "El juez español teme que la decisión en Bélgica presente diferencias inaceptables frente al juicio en España a otros independentistas hoy en prisión", opina Bekaert.

De cumplir con lo que anticipa su abogado, Puigdemont seguirá en Bélgica ya sin un proceso abierto en su contra por parte de la justicia de ese país, que el próximo 14 de diciembre debía tomar una decisión sobre su extradición. "Legalmente puede quedarse en Bélgica indefinidamente", explica Anne Weyembergh, investigadora y experta en la euroorden del Instituto de Estudios Europeos, perteneciente a la Universidad Libre de Bruselas. Weyembergh asegura que en caso de que se traslade a otro país europeo menos favorable para los intereses judiciales de Puigdemont, "nada impide a España emitir otra euroorden", e incluso permaneciendo en Bélgica, cabe la posibilidad de volver a emitirla en un futuro. ¿Es una opción pedir asilo? "Pedir asilo no cambiaría gran cosa. Para seguir en Bélgica más de tres meses solo necesita seguro médico y demostrar recursos financieros, como cualquier otro ciudadano comunitario que disfruta de la libre circulación", afirma Philippe De Bruycker, experto en asilo y derecho europeo de la misma universidad.

Tres vías principales quedan por tanto abiertas: entregarse ahora para ser juzgado en España por todos los delitos —rechazada por su abogado—, hacerlo después de las elecciones para así poder hacer campaña, o quedarse a vivir en Bélgica. Hasta ahora, el político catalán ha participado en la recién iniciada campaña electoral catalana a través de videoconferencia, y esa dinámica, acompañada de entrevistas a medios catalanes e internacionales —ha rechazado todo contacto con la prensa española— podría ser una constante al menos hasta conocer el resultado de la cita con las urnas del 21-D. Este jueves se espera su presencia en la manifestación convocada por fuerzas independentistas en Bruselas, para la que se baraja la asistencia de unas 20.000 personas entre nacionalistas llegados de Cataluña y separatistas flamencos, invitados por los organizadores a participar en la marcha.

"Me parece que la justificación es que el juez no quiere encontrarse atado en cuanto a los delitos por los que pueda juzgar al expresidente Puigdemont cuando llegue a España", ha señalado el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. "Allá él. Si prefiere seguir disfrutando de la ópera y del buen tiempo en Bélgica, mejor para él", ha ironizado. El eurodiputado popular Esteban González Pons ha pedido a Puigdemont que no eluda sus responsabilidades. "Sigue teniendo que dar la cara ante la justicia española. Otros compañeros suyos de Gobierno por haber dado la cara como deben se encuentran en prisión provisional. No hay ninguna razón para que no vuelva a España y se ponga al frente del pueblo que él quiso liberar, porque proclamó la independencia y salió corriendo".

Más información