Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis toneladas de cocaína incautadas en Algeciras, el segundo alijo más grande del siglo

Agentes de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil intervienen 5.883 kilogramos de 'polvo blanco' camuflados en bananas procedentes de Colombia

La cocaína camuflada en el interior del cargamento de bananas procedente de Colombia.

Seis toneladas de cocaína "de gran pureza" camufladas en pastillas dentro de un cargamento de bananas procedentes de Colombia. Así llegaron al puerto de Algeciras. Y así se intervino uno de los mayores alijos de esa droga intervenido en España en el último siglo, y uno de los mayores de Europa, según los expertos. La operación Nativity, como la ha denominado la Guardia Civil, ha sido presentada este martes por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

La operación nace de unas investigaciones llevadas a cabo por la Subdirección General de Operaciones del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, que son trasladadas a la Aduana de Algeciras (de la Agencia Tributaria). Y se produce pocos días después de otra gran operación policial contra la droga que permitió incautar en Barcelona 331 kilos de heroína y detener a cuatro personas.

Zoido realizó este anuncio en el Puerto de Algeciras acompañado del secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado y el delegado especial de la Agencia Tributaria en Andalucía. El ministro explicó que la Unidad de Análisis de Riesgo (UAR) del puerto de Algeciras, compuesta por miembros de la Guardia Civil y por funcionarios de la Agencia Tributaria, se había incautado de 5.883 kilogramos de cocaína, distribuidas en 5.299 pastillas. Se calcula que el valor de esta cantidad de droga en el mercado hubiera sido de 210 millones de euros.

Envío sospechoso

La operación se origina al detectarse un envío sospechoso procedente del buque “Banak” que, con una carga de plátanos, procedía de Colombia con destino final El Prat, y previo desembarco en Algeciras.

El Puerto de la bahía de Algeciras, uno de los más grandes de España, mueve anualmente una cifra cercana a los cinco millones de contenedores por lo que la labor de análisis y control que se realiza es de gran complejidad. Son un tipo de operaciones que van acompañadas de un laborioso proceso de investigación, antes de detectar esa actividad criminal, sobre todo por el volumen de contenedores de frutas de entrada que se registran en el Puerto de Algeciras, procedentes de África y Latinoamérica con destino a Europa.

En esta ocasión, la organización de narcotraficantes había camuflado cuidadosamente esta enorme cantidad de droga en el interior de un contenedor que formaba parte de una expedición comercial formada por seis contenedores, que tenían el mismo origen y destino, así como la misma carga declarada de bananas. La importación de dichos contenedores fue realizada por una empresa de distribución hortofrutícola para la península ibérica y otras zonas de la Unión Europea cuya razón social radica en Barcelona.

La inspección de los dos primeros contenedores resultó negativa, localizándose la droga oculta entre las bananas del tercer contenedor. Había sido perfectamente colocada de tal forma en todas las cajas que la apertura de cualquiera de ellas y retirada de los primeros racimos de bananas no permitía visualizar la cocaína oculta en su fondo. La revisión de los otros tres contenedores siguientes dio resultado igualmente negativo.

En total se han contabilizado 5.299 pastillas de cocaína de gran pureza, de poco más de un kilogramo cada una de ellas, prensadas de forma rectangular tipo ladrillo que presentaban varias marcas de identificación diferenciadas, envueltas en cinta adhesiva.

Sin detenciones

Aunque no ha habido aún detenciones, no se descartan porque la operación continúa abierta y ya que se están realizando investigaciones dirigidas por el juzgado de Instrucción Nº1 de Algeciras (Cádiz), en coordinación con la Fiscalía Especial Antidroga. Del mismo modo, se colabora con responsables de autoridades policiales y aduaneras de otros países.

La aprehensión realizada en Algeciras es la mayor de cocaína efectuada por cuerpos policiales españoles en los últimos 18 años, supone la mayor cantidad intervenida en un contenedor en España y la segunda mayor de la historia del narcotráfico en nuestro país en todos los medios de transporte, después del abordaje en altamar en 1999 (7,6 toneladas) por parte de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera. Como consecuencia de la aprehensión se están desarrollando en la actualidad labores de investigación