Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multados con 12.000 euros dos colegios en Málaga por exceso de ruido

La policía local vigila a diario que no se superen los decibelios permitidos

Uno de los colegio sancionados.
Uno de los colegio sancionados.

Dos colegios de Málaga, el Lex Flavia Malacitana y el Félix Revello de Toro, han sido multados por el Ayuntamiento con 12.000 euros por el exceso de ruido en sus instalaciones fuera del horario lectivo, durante los entrenamientos deportivos de los chavales, principalmente baloncesto. En el primer caso, además, la resolución notificada por la Policía Local prohíbe cualquier actividad extraescolar que supere los decibelios permitidos y se ha advertido de que una patrulla lo comprobará a diario.

La sanción es consecuencia del expediente sancionador abierto el pasado mayo por el área municipal de Medio Ambiente por una infracción muy grave. En ambos casos, los procedimientos se iniciaron por denuncias vecinales presentadas en 2014 y 2015. La multa se produce a falta de pocos días antes de que Junta y Consistorio, en teoría, firmen un convenio para regularizar la situación y dar amparo a los entrenamientos de los equipos en los centros.

“La situación es vergonzosa y sonrojante, hay una descoordinación absoluta de las áreas del Ayuntamiento”, se ha quejado la delegada provincial de Educación, Patricia Alba, muy molesta porque la sanción ha llegado cuando ya se ha cerrado el acuerdo. Este departamento del Gobierno andaluz debe asumir el pago de esos 24.000 euros. “En el Lex Flavia se prohíben las actividades extraescolares, por lo que los chiquillos se quedan sin poder hacer patinaje artístico o fútbol infantil”, ha añadido.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha recordado que son casos anteriores al convenio pactado entre ambas Administraciones (aún no firmado) y ha restado importancia a las multas. “Es el funcionamiento de la propia maquinaria administrativa”, ha dicho. El concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, ha recordado los numerosos requerimientos que se han enviado en tres años tanto a los centros como a la Administración regional y ha advertido de que la sanción no se quitará. Hacer eso “sería un delito, una prevaricación”, ha subrayado.

Los mayores perjudicados de la situación son los clubes de baloncesto de chavales que entrenan en estos centros, que llevan meses pendientes de este asunto. Los equipos que normalmente hacen sus prácticas deportivas en el Lex Flavia están entrenando desde el verano en instalaciones municipales de Ciudad Jardín. En este colegio, el Ayuntamiento se comprometió a financiar un proyecto de insonorización del pabellón porque el problema es el eco del techo cuando se bota el balón, pero aún no se ha resuelto. Según el concejal, el plan que han presentado no le ha convencido a la dirección del centro.

El Instituto de Educación Secundaria (IES) de Puerta Oscura también tiene un apercibimiento por el mismo motivo. Jiménez ha explicado que la medición que ha hecho el propio club de baloncesto indica que se superan en 15 los decibelios permitidos. Con los vecinos del Revello de Toro ya existe consenso y los chavales siguen entrenando.

El convenio pactado por ambas Administraciones amplía de 20.00 a 22.00 la hora autorizada para entrenar en los centros de enseñanza, franja en la que el Ayuntamiento se hace responsable de las instalaciones. Al acuerdo se le ha añadido una adenda para que el Consistorio, a su vez, ceda el espacio a los clubes interesados, que serán finalmente los responsables últimos de las pistas. La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento lo aprobó hace una semana y lo remitió a la Delegación de Educación para su firma, pero aún no hay fecha.