Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juana Rivas, de nuevo en Italia, estará con sus hijos hasta el domingo

La madre de Maracena ha viajado a Italia para la segunda sesión del juicio de guardia y custodia de los niños

Juana Rivas, a su salida de los juzgados de Granada, el 5 de septiembre.
Juana Rivas, a su salida de los juzgados de Granada, el 5 de septiembre.

Juana Rivas ha vuelto este jueves a Cagliari, la capital de Cerdeña, en Italia, donde estará con sus hijos hasta el próximo domingo. Rivas ha viajado a la isla italiana convocada para la segunda sesión del juicio por la guardia y custodia de sus dos hijos menores, de tres y 11 años. El juzgado número uno de lo Civil del Tribunal de Cagliari debe decidir si dicha custodia corresponde a Francesco Arcuri, padre de los niños, y quien ahora tiene esa guardia y custodia de modo provisional, o a ella. Además, el juzgado debe tomar una decisión sobre la cuantía de la manutención.

En la sesión de este jueves no se ha tomado ninguna decisión sino que el juez ha determinado que un perito, un psiquiatra infantil, realice un informe sobre la situación psicológica de los menores. La abogada de Juana Rivas en Italia, María Eugenia Álvarez, estima que habrá una resolución definitiva antes de un par de meses.

Álvarez ha explicado a este diario que “el padre sigue poniéndolo todo muy difícil. Hoy, sabiendo desde hace días que la madre venía y que el juez le permitiría estar con los niños, no los ha traído”. En el momento de escribir esta información, Rivas acababa de salir del acto judicial e iba en autobús desde Cagliari hasta la isla de Carloforte a recoger a sus niños, en un viaje de un par de horas.

La abogada italiana ha explicado también que han solicitado, fuera de la sala, a Arcuri la necesidad de establecer un régimen de visitas de cara a la Navidad, incluso pasando cierto tiempo los niños en España. Sobre esta demanda, las dos partes reconocen que Arcuri se ha negado a ello y que tendrá que ser el juez quien determine, en su caso, ese régimen. Enrique Zambrano, abogado en España del padre, ha explicado que su negativa a que los niños vengan a España se debe a que “no hay ninguna garantía de que los devuelva”.

Tras la marcha de Rivas de Italia con sus hijos y una estancia de año y medio en España, los menores residen desde septiembre por orden judicial de un tribunal español, con el padre en Carloforte, localidad de la isla de San Pietro, junto a Cerdeña. Arcuri reclama a su expareja 600 euros mensuales por la manutención de los dos niños. En la sesión de este jueves, Juana Rivas ha solicitado también un régimen de visitas que permita pasar la Navidad, o parte de ella, con sus hijos.

La primera visita de Juana Rivas a Italia tuvo lugar a finales de octubre, para la primera sesión del juicio que este jueves ha tenido su continuación. Aquel viaje estuvo repleto de vicisitudes. Su abogada en Italia había conseguido unos días antes que el tribunal dictara una resolución que le permitía pasar sus tres días de estancia en Cagliari con sus dos hijos. Sin embargo, Francesco Arcuri se negó y recurrió la decisión. Finalmente, Rivas y sus niños sí pudieron encontrarse y pasaron 24 horas juntos. En aquella vista, según los abogados de ambas partes, el juzgado dio tiempo a los letrados para poder recopilar los informes que consideraran oportuno y que hoy se han presentado al juez y que ahora deberá examinar junto a las periciales que se realizarán en las próximas semanas.

Este es uno de los diversos procesos judiciales en los que se encuentran inmersos los padres de los niños. En España se dirime un proceso por sustracción internacional de menores y desobediencia a la justicia. En Italia, por otro lado, está el juicio celebrado este jueves y, aunque las partes aseguran no saber nada del asunto, el juicio por malos tratos que Juana denunció en España y que, tras diversas peripecias judiciales y de traducción al italiano, llegó al Ministerio de Justicia en Roma en septiembre. Dos meses después, no se tienen noticias de qué juzgado lleva, si es que se ha repartido ya, ese caso. La abogada de Rivas ha explicado a este diario que sus indagaciones sobre esta causa no habían tenido ningún resultado. “En ocasiones, puede pasar incluso un año antes de que esto llegue a algún tribunal”, ha concluido.

Más información