Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vulnerabilidad social en España: un problema más allá de la crisis económica

La pobreza hereditaria de padres a hijos es uno de los principales problemas de las familias en riesgo de exclusión social

Un grupo de menores participantes en Caixa Proinfancia durante la celebración del décimo aniversario del programa.
Un grupo de menores participantes en Caixa Proinfancia durante la celebración del décimo aniversario del programa.

“Tenemos situaciones cronificadas. Más allá de la coyuntura económica, ese problema —pobreza y exclusión social— es estructural”. Esta ha sido una de las conclusiones señaladas por Jordi Riera, director científico de Caixa Proinfancia, en el acto por el décimo aniversario del programa. Un riesgo de pobreza que afecta, en gran medida, a niños y adolescentes. De los 13 millones de españoles en riesgo de exclusión social, cuatro (32%) tienen menos de 16 años, según los últimos datos del informe sobre el Estado de la Pobreza.

Romper el círculo de la pobreza hereditaria es una de las principales dificultades a las que se enfrentan estos menores, en un contexto en el que, en el 70% los casos, los padres transmiten a sus hijos su situación socio-económica, tal y como se ha apuntado en el evento. “Nacer en un determinado contexto familiar puede ser prescriptivo de las dificultades que va a tener un chaval”, ha añadido Riera, durante el acto organizado este martes por la Fundación La Caixa, con el objetivo de hacer un balance de los diez años de la iniciativa. Una tesis con la que se ha mostrado de acuerdo Marc Simón, subdirector general de programas sociales de la Fundación, que ha especificado que, en el caso del nivel educativo, esa herencia es “cercana al 90%”. Simón también ha querido destacar que los números sobre pobreza en España, aunque han empeorado con la crisis económica, tampoco “eran aceptables” en los años anteriores.

Para luchar contra ese destino impuesto por el contexto familiar es esencial la educación. Los principales pilares del programa son el refuerzo escolar y la ocupación del tiempo del ocio, la higiene o la alimentación. En sus diez años de vida, el proyecto ha ayudado a más 270.000 menores, la mayoría de ellos de entre 7 y 12 años, de los que solo el 6% ha abandonado los estudios, frente al 30% de la media española.

El acto también ha contado con la presencia de Marta Higueras, delegada del Equidad, Servicios Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid y José Luis Graus, vicepresidente de Redes Sociedad Cooperativa. En su intervención, Graus ha destacado la importancia del trabajo en red uno de los elementos diferenciadores de la iniciativa a la vez que ha resaltado la pervivencia de los efectos de la crisis económica. “Las familias siguen viviendo las consecuencias de la crisis y no sabemos lo que va a quedar de ella”, ha concluido Graus.

Más información