Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez Lamela tacha de organización criminal a los líderes secesionistas

La magistrada habla de la “especial relevancia” de los Mossos d’Esquadra en el proceso independentista

FOTO: La jueza Carmen Lamela / VÍDEO: Reacción del ministro de Justicia, Rafael Catalá, a la posición de la juez Carmen Lamela.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela considera, en su informe al juez del Supremo Pablo Llarena, que los líderes del proceso secesionista catalán actuaron como una “organización criminal” unida para “lograr la secesión de la comunidad autónoma de Cataluña y su proclamación como república independiente” a espaldas de la Constitución y las leyes.

La magistrada describe el organigrama de esa organización, que considera dividida en tres partes: una legislativa, dirigida por las autoridades del Parlament, con Carme Forcadell a la cabeza; otra, la ejecutiva, en la que incluye a todos los miembros del Gobierno de Carles Puigdemont, ahora destituidos; y, finalmente, una parte civil, con los presidentes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Desde ese reparto de funciones, Lamela argumenta que la actividad de los miembros del Govern perseguía la celebración del referéndum ilegal y la declaración de independencia, mientras que los trabajos parlamentarios se orientaban “a aprobar una normativa en la que fundamentar y dar una apariencia de legalidad a las distintas etapas del proceso de desconexión”.

Investigar a los "asesores" e "ideólogos"

La juez Carmen Lamela, en su informe al magistrado Llarena, señala que junto a los actuales imputados hay “otro conjunto de personas” que han colaborado en la organización del procés y que “debe ser objeto de investigación”. Se trata de los “asesores” e “ideólogos” que colaboraron en la elaboración de las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica.

Estas normas, anuladas por el Tribunal Constitucional, fueron aprobadas en el Parlament con los votos de Junts pel Sí y la formación antisistema CUP, cuyos líderes, al menos de momento, están al margen de la investigación. La juez también apunta la intervención de “otras personas” en “distintos escalones y niveles de responsabilidad” de la Generalitat.

La juez Lamela habla en su informe de la “especial relevancia” de los Mossos d’Esquadra en el proceso independentista. “Su capacidad investigadora e intimidatoria al servicio de la organización y de los fines independentistas era imprescindible para proteger las acciones dirigidas a la celebración del referéndum” del 1 de octubre.

La magistrada, después de recibir el 14 de noviembre de la policía autonómica un informe sobre su actuación durante la jornada de la consulta ilegal de independencia del 1-O, destaca que “en la gran mayoría de los casos, la actitud mostrada por los Mossos d’Esquadra fue pasiva”. El escrito recuerda que el cuerpo, dirigido entonces por Josep Lluís Trapero, “evitó intervenir” en los casos en los que guardias civiles y policías nacionales “eran agredidos”, y afirma que algunos agentes de la policía autonómica “espiaron” a los cuerpos y fuerza de seguridad del Estado y alertaron de sus movimientos hacia los centros de votación.

El informe de Lamela también cita la actuación internacional del Diplocat —el cuerpo diplomático paralelo de la Generalitat— y del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI).

Consulta aquí el informe íntegro de la juez Lamela:

Más información