Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno concede la nacionalidad española a los padres de Henrique Capriles

Méndez de Vigo dice que se trata de un gesto del Ejecutivo en defensa de la libertad y de los derechos humanos

Íñigo Méndez de Vigo, en una rueda de prensa este viernes.

El Gobierno central ha anunciado este viernes que ha aprobado dos reales decretos para conceder la nacionalidad española a Mónica Cristina Radonski-Bochenek y Henrique Capriles García, padres del opositor venezolano y excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski. El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha dicho este mediodía, tras la celebración de un Consejo de Ministros, que se trata de un gesto del Ejecutivo en defensa de la libertad y de los derechos humanos.

Henrique Capriles Radonski, dirigente de la formación opositora Primero Justicia, no puede salir de su país desde el pasado mayo, cuando el Saime, la oficina nacional de migraciones de Venezuela, canceló el pasaporte del excandidato presidencial justo cuando tenía previsto ir a Nueva York desde el aeropuerto de Maiquetía, la principal terminal aérea de país, para entrevistarse con Zeid Ra’ad Al Hussein, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Fue el sexto opositor al que el régimen de Nicolás Maduro le impidió viajar en 2017.

La decisión del Gobierno central se ha tomado a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, después de que Capriles lo solicitara ante el temor de que el Gobierno venezolano también pudiera impedir la libre circulación de sus padres. Según el Ministerio de Justicia, su protección "constituye la razón excepcional que justifica esta concesión de nacionalidad por carta de naturaleza".

La modalidad de adquisición de nacionalidad por carta de naturaleza se otorga de forma discrecional cuando se estima que concurren en el interesado circunstancias excepcionales y después de tramitar un expediente para cada caso particular. Posteriormente, el solicitante debe jurar o prometer fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y a las leyes y renunciar a su anterior nacionalidad, salvo los naturales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o los sefardíes.

Más información