Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA A XAVIER DOMÈNECH

“El camino que ha seguido el Govern no es el nuestro”

El candidato de Catalunya En Comú-Podem afronta un escenario polarizado en el que el resto de fuerzas tratarán de atraer a los 'comunes'

FOTO: Domènech, durante la entrevista. / VÍDEO: El candidato de Catalunya En Comú-Podem en el programa 'Hoy en Cataluña' de EL PAÍS VÍDEO.

Xavier Domènech (Sabadell, 42 años) afronta su tercera campaña electoral en Cataluña en dos años. En las anteriores lideró a En Comú Podem, primera fuerza en los comicios generales del 20-D y el 26-J. El candidato de Catalunya En Comú-Podem se enfrenta a un escenario polarizado en el que el resto de fuerzas tratarán de atraer a los comunes, a cuya líder, Ada Colau, se tacha de tener un discurso ambiguo.

Pregunta. ERC y PSC se anulan mutuamente. ¿Su preferencia en el caso de poder formar Gobierno tras el 21-D?

Respuesta. Estas elecciones no van solo de cómo se configura un gobierno. Van de cómo superamos la situación. No podemos seguir en una política de bloques, Cataluña es más grande y diversa. Ya no estamos en el marco de unas elecciones plebiscitarias, el escenario va a ser extremadamente plural. Tenemos que llegar a acuerdos y después vendrá el debate de cómo se configura un Gobierno en esos acuerdos.

P. Oriol Junqueras anima a un acercamiento con ustedes y Podemos.

R. Inés Arrimadas [candidata de Ciudadanos] también nos ha hecho guiños, eso indica que ocupamos el espacio de la centralidad en Cataluña. Mire, no estamos en estas cuestiones, para empezar porque no conocemos los programas electorales. Estamos viviendo cambios constantes de discurso. La papeleta segura el 21 de diciembre para ir más allá de las fracturas, recuperar el autogobierno y la normalización política sin 155 y sin presos, con políticas progresistas de verdad, es la nuestra. Votarnos a nosotros va a ser la garantía de que no se va a seguir con hojas de rutas unilaterales o vías de la DUI [declaración unilateral de independencia] que nos han llevado adonde nos han llevado. El camino que ha seguido el Govern de Cataluña no es el nuestro. Ni mucho menos.

P. Los impulsores del procés reconocen que no se daban las condiciones para independizarse.

R. Hemos vivido un proceso muy intenso que ha generado una enorme frustración que tiene que ver con las hojas de ruta y los días D. Estamos viendo una cascada de intervenciones de políticos desde la CUP, ERC y el PDeCAT que reiteran que no tenían nada preparado para el día después. Esa honestidad actual hubiera sido muy de agradecer con anterioridad; nos han llevado a una situación crítica. Ha habido actos de irresponsabilidad política. Creo que esto debería ser asumido pensando en el futuro. ¿Aquellos que nos han llevado a esta situación pueden gobernar en el futuro? La campaña electoral debería ser muy honesta por parte de todos.

P. ¿Les preocupa que no les diferencien de los independentistas si, por ejemplo, estos renuncian al procés y asumen el derecho a decidir que ustedes proponen?

R. A pesar de que nos hayan dicho que somos ambiguos, creo que hemos sido los más claros durante mucho tiempo. ¡Pero si hemos impulsado las causas del caso Palau, hemos denunciado la corrupción de partidos que forman parte de la Generalitat! Quienes nos llaman ambiguos desde los partidos en la Generalitat primero dijeron el 27-S que el referéndum era una pantalla pasada. Después dijeron que referéndum pactado. Luego que unilateral y después hicieron la DUI. Cambiaron de modelo cada tres meses. El PSC incluso habló de referéndum pactado. Después lo negó. Posteriormente volvieron a la idea del referéndum pactado... Después dijeron que lo negaban. Nosotros hemos sido muy claros. A lo mejor es que nuestras respuestas no gustan a las preguntas que se hacen los diversos poderes. Pero eso no significa ser ambiguos. Significa plantear cosas distintas a lo que hemos vivido.

P. ¿Qué es lo que plantean?

R. Cataluña tiene que ganar amplias cotas de autogobierno, tiene que ser reconocida como nación y tiene que haber un referéndum pactado. Nuestra apuesta pasa por compartir un Estado plurinacional con el resto de pueblos de España. Siempre hemos dicho lo mismo.

P. ¿Les perjudica la ruptura del pacto de gobierno en Barcelona a cinco semanas del 21-D?

R. Ha habido un escoramiento del PSC cada vez más evidente hacia una opción de apoyo a las políticas del PP. Lo hemos visto con la introducción en sus listas de los herederos de Uniò Democràtica cuyas políticas económicas y sociales, contrarias al matrimonio homosexual y el derecho al aborto, están a la derecha de la derecha. Esa es la principal alianza que ha buscado en estos momentos el PSC. Nos gustaría que no fuera así y que revirtiera. El PSC atraviesa una fuerte crisis de identidad, como demuestra la dimisión de alcaldes o de Núria Parlón de la ejecutiva del PSOE.

P. ¿El entendimiento con el PSC es posible?

R. Me preocupa que un partido de izquierdas esté pensando en gobernar con PP y Ciudadanos. Son un bloque de mayor bloqueo. No vamos a jugar a hacer ver que pactar con el PP es algo natural en las fuerzas del cambio... Intentar construir mayorías que vayan del PP a los socialistas no es la solución, es un pésimo mensaje, no solo para Cataluña. Ese pacto marcaría una línea política para toda España.

P. Colau tendrá un papel simbólico en las listas del 21-D. Aunque las cierre, si a su alrededor se genera el consenso necesario, ¿podría desempeñar en el futuro el papel de presidenta de Cataluña?

R. Este último debate no ha surgido. No nos lo planteamos. Colau es ahora mismo la primera autoridad electa de Cataluña. Ejerce un papel central en el Ayuntamiento de Barcelona. Es un papel clave y lo seguirá siendo.