Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Historias asombrosas en la carretera: detenido ebrio y con dos botellas de vino enganchadas a la bicicleta

El hombre pillado en Villaviciosa, Asturias, tendrá que pagar una multa de entre 500 y 1.000 euros

La bicicleta intervenida, con dos botellas de vino.
La bicicleta intervenida, con dos botellas de vino.

Ebrio, montado en bicicleta y con dos botellas de litro y medio de vino a cuestas. Así fue pillado por la Guardia Civil un ciclista asturiano de 31 años hace unos días en una carretera de la localidad de  Villaviciosa. Los agentes constataron que el conductor estaba infringiendo la ley de seguridad vial al superar la tasa máxima de alcohol permitida. Las pruebas de alcoholemia arrojaron 0,51 y 0,48 miligramos por litro en aire espirado, cuando el límite es 0,25 (0,5 gramos por litro en la sangre). 

Los guardias civiles de Tráfico se encontraban en un punto de control de alcoholemia de la carretera nacional 632 cuando vieron al ciclista aproximarse. Este circulaba por la parte interna del carril derecho en el sentido de la vía, aproximándose “peligrosamente” hacia el carril izquierdo, en vez de circular por el arcén de la carretera, según la Guardia Civil. Testigos presentes en la vía confirmaron que el hombre circulaba de manera “errática”. El vecino de Villaviciosa confesó a los agentes que las botellas de litro y medio de vino que llevaba en su vehículo era “para saciar la sed” durante el “largo trayecto” que realizaría.  

Los ciclistas, como cualquier conductor de vehículo, pueden ser sancionados. La Guardia Civil establece, asimismo, que está prohibido conducir cualquier tipo de vehículo —turismos, tracción animal, bicicletas, ciclomotores y vehículos para personas de movilidad reducida— superando las tasas de alcoholemia legalmente establecidas o bajo la presencia de drogas en el organismo. De acuerdo con la DGT, los conductores que presenten entre 0,25 y 0,50 miligramos por litro en aire espirado deben pagar 500 euros y, en caso de superar los 0,50, deben pagar 1.000 euros.

Otros ciclistas multados

En septiembre de este año un ciclista de 73 años cuadruplicó la tasa de alcohol permitida. El hombre circulaba en una carretera autonómica en la localidad de Muimenta, Galicia. Su prueba dio un resultado de 0,99 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Unos meses antes, en junio, un ciclista fue multado también con 1.000 euros al dar 0,71 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

La Dirección General de Tráfico no tiene datos precisos respecto al número de ciclistas multados por superar la tasa límite de alcohol, ya que los incluye dentro de la categoría general de “conductor”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard