Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE y el PSC descartan cualquier pacto con los independentistas

Pedro Sánchez asegura que los socialistas catalanes no pactarán con quienes estén fuera de la Constitución

Madrid / Barcelona

El PSOE y el PSC coinciden en descartar cualquier acuerdo de gobierno tras las elecciones catalanas con Esquerra Republicana y la lista de Carles Puigdemont, aunque renunciaran a la independencia unilateral. Los socialistas rechazan así reeditar un tripartito de izquierdas como los que presidieron Pasqual Maragall y José Montilla. “El PSC no hará presidente ni a Junqueras ni a Puigdemont”, dijo este martes Miquel Iceta, en línea con Pedro Sánchez. Ambos defienden que el PSC no tiene por qué apoyar a Ciudadanos si es la fuerza constitucionalista más votada el 21 de diciembre.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta, Cristina Narbona, junto a Miquel Iceta, camino a la reunión del Comité Federal del partido. ULY MARTIN

Las direcciones del PSOE y del PSC han marcado una línea roja para los acuerdos de gobierno que puedan alumbrarse tras las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña. Los socialistas catalanes no formarán parte de un Ejecutivo con ninguna de las fuerzas independentistas, aunque estas dieran un giro en su estrategia y aceptaran el marco constitucional y estatutario.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, insiste desde hace días en augurar que el PSC reeditará un tripartito, esta vez con ERC y los comunes, pero los socialistas lo descartan por completo. Es una idea que Pablo Iglesias, líder de Podemos, propuso a Pedro Sánchez el 31 de octubre, aunque tras la ruptura del pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona la formación morada ha pasado a atacar con dureza al PSOE.

Sánchez descartó este lunes en una entrevista en Cuatro que los diputados del PSC faciliten la gobernabilidad del independentismo en Cataluña, bien sea con un pacto de gobierno o parlamentario. El PSC rechaza “cualquier formulación que implique la gobernabilidad de personas o de partidos políticos que están fuera de la Constitución y del Estatuto”, aseguró el secretario general del socialismo español.

Integridad territorial

Es la misma tesis que desde hace semanas viene repitiendo Miquel Iceta. “El PSC no hará presidente ni a Oriol Junqueras ni a Carles Puigdemont, ni tampoco a Artur Mas. ¿Cómo podrían poner el país de nuevo en manos de los que lo llevaron al precipicio?”, aseguró este martes el líder del socialismo catalán. De esta forma, Iceta descartaba el escenario de hace ahora siete años, cuando el PSC se abstuvo en la segunda votación y permitió la investidura de Artur Mas.

El PSC, como partido soberano, tiene autonomía para decidir sus pactos postelectorales, pese a que en marzo de este año la gestora del PSOE que lideraba Javier Fernández les forzó a firmar un acuerdo que modificaba el protocolo de relaciones entre ambas fuerzas, vigente desde 1978. Sin embargo, ese documento no fue ratificado por el congreso del PSOE que encumbró a Pedro Sánchez tras su victoria en las primarias, ni tampoco por el congreso del PSC, por lo que ambos partidos consideran que sigue inalterable el acuerdo de hace 39 años.

La sintonía entre las actuales direcciones del PSOE y el PSC es total y ambos partidos defienden acabar con la dinámica de bloques en Cataluña, como reiteró Sánchez y ha esgrimido en numerosas ocasiones Iceta. Prueba de ello, insiste el líder del PSC, es la lista transversal que ha confeccionado para el 21 de diciembre, que incluye al exconsejero de Interior Ramon Espadaler, de la extinta Unió Democràtica; al exfiscal jefe Anticorrupción y exeurodipitado de Podemos Carlos Jiménez Villarejo y a miembros de Societat Civil Catalana (que organizó las masivas manifestaciones antiindependentistas del 6 y 29 de octubre).

“Nuestra lista es transversal, de democristianos a comunistas presididos por un socialista”, con el objetivo de concentrar el voto de los catalanistas moderados, destacó Iceta durante un almuerzo-coloquio en el selecto club del Círculo Ecuestre.

Esa filosofía se extiende también a las posibilidades de gobierno que se puedan abrir tras el 21-D. El rechazo de los socialistas a apoyar un Gobierno independentista no significa que el PSC vaya a apoyar automáticamente a Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, si es la lista más votada de los partidos no secesionistas. El PSC aspira a que eso no sea así y los socialistas se conviertan en la principal fuerza de la oposición. Además, Iceta siempre ha rechazado lo que considera “frentismo” político y descarta un pacto con Ciudadanos y el PP que, por otro lado, no será fácil que sumen los 68 diputados de la mayoría absoluta.

“Si de lo que se trata es de hacer frente a un eventual Gobierno independentista, todas las posibilidades caben. Nadie puede erigirse en la clave de esa alternativa”, afirmó José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE.

Rivera arremete contra Iceta: "No me fío de él"

J. J. GÁLVEZ

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha cargado este martes duramente contra el líder del PSC, Miquel Iceta, pese a que este ha descartado horas antes cualquier pacto con Oriol Junqueras y Carles Puigdemont: "El problema de Iceta es que cada día va diciendo una cosa para contentar a todo el mundo. De Iceta solo conozco una cosa en su trayectoria: que es el fontanero de dos tripartitos. Y donde caben dos, caben tres. No me fío de Iceta". Unas palabras que ha pronunciado antes de interpelar directamente a Pedro Sánchez para ofrecerle un acuerdo de Gobierno transversal en Cataluña: "Le pido a Sánchez que no se equivoque. Que en vez de aliarse con los separatistas, se alíe con los constitucionalistas".

Más información