Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy descarta adelantar elecciones si ganan los independentistas en Cataluña

“Ya estamos mejor y la economía podría subir medio punto del PIB”, dice el presidente del Gobierno

Rajoy en un acto del PP en Barcelona. En vídeo, las declaraciones de Rajoy en la entrevista.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cree que una posible victoria de las fuerzas independentistas en las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre no tendría ni que llevar al pasado del extinto proceso separatista, ni a la prórroga inmediata del excepcional artículo 155 de la Constitución ni tampoco a la convocatoria anticipada de unas elecciones generales para toda España. No cree en ello. Rajoy indicó que un hipotético triunfo de las fuerzas separatistas "en absoluto daría por acabada la legislatura, porque no tiene nada que ver". Rajoy se mostró partidario de las legislaturas de cuatro años, de llevarlas hasta el final, para transmitir precisamente seguridad y normalidad. Y puso el ejemplo de lo que hizo tras su primer mandato en La Moncloa. "Si está en mis manos esta legislatura durará cuatro años", sentenció.

Rajoy se ha mostrado optimista en una entrevista en la cadena Cope ante la situación que se abre en Cataluña y en España tras la convocatoria de las elecciones autonómicas en esa comunidad el 21-D y tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución y el cese de ese gobierno autónomo. Rajoy ha rebatido tesis como las de José María Aznar y otros dirigentes que ven en las encuestas un panorama tras el 21-D similar al actual. El jefe del Ejecutivo señaló este martes, en una entrevista en la COPE, que "ya estamos mejor" y auguró incluso, que si se vuelve rápido a la normalidad en Cataluña, tiene la idea de revisar al alza la previsión de crecimiento económico para 2018, que fue rebajada desde el 2,6% hasta el 2,3%, para subirla medio punto del PIB y prepararse para la creación de medio millón de empleos nuevos.

Se le preguntó a Rajoy si compartía la visión pesimista del expresidente Aznar sobre que si tras las elecciones del 21-D el reparto político y la situación parlamentaria en Cataluña sigue igual que hasta ahora se podría concluir que la solución aportada con el 155 de la Constitución sería incluso para peor. Rajoy no dudo en responder que "no" y que pensaba claramente lo contrario. Y remachó: "Ya estamos mejor". Luego explicó que las medidas adoptadas "han servido para que todos los españoles sepan que el Estado puede defenderse y ahora la gente ya sabe qué es el 155 y España se puede defender cuando alguien ataca a España de forma tan brutal".

El jefe del Ejecutivo alabó también que ahora habrá unas elecciones autonómicas en Cataluña el 21-D a las que todos los grupos políticos se van a presentar con arreglo a la Constitución y el Estatuto de Autonomía y consideró que todos esos puntos son "pasos adelante" sobre los que "la gente, que es inteligente, puede tomar nota". Y ahí quiso subrayar, además, que esos comicios los ha convocado él mismo como presidente del Gobierno.

Rajoy llamó de nuevo a todos los catalanes a votar de forma masiva el 21-D para volver a un escenario de "normalidad, sensatez y seguridad" y recalcó varias veces que eso sería bueno para la vida política y social de Cataluña pero también "magnífico para la economía" porque se podría recuperar una subida de medio punto u ocho décimas del PIB que generaría más empleo y trabajo para todos.

El líder del PP explicó que ni el expresidente Carles Puigdemont ni sus exconsellers están aún inhabilitados judicialmente para ejercer la política, ni desde la cárcel ni desde su refugio en Bruselas, pero sí cuestionó que puedan tener algún papel relevante en el futuro de Cataluña y de la relación con el Gobierno central. Rajoy fue rotundo al indicar que "políticamente deberían estar todos inhabilitados los que han engañado a Cataluña, los que han mentido, los que han dicho que no iba a pasar nada, los que ahora dicen que no estaban preparados, porque podían haberlo dicho antes".

Sobre el encaje de Cataluña en España y los derroteros de esa discusión tras lo que ocurra en las elecciones, Rajoy se mostró partidario de que ese debate se desarrolle en el seno de la comisión parlamentaria que se va a abrir en estos días en el Congreso, propuesta por el PSOE, precisamente para discutir sobre un nuevo modelo territorial y otro sistema de financiación de todas las comunidades autonómas.

Rajoy no quiso anunciar al final que tiene la intención de volver a presentarse a las futuras elecciones generales pero sí deslizó de nuevo que se encuentra muy bien y que esperará formalmente a conocer las intenciones de su partido: "Yo le voy a decir una cosa, yo me encuentro bien. Es importante saber también lo que piensa mi partido, pero yo me encuentro bien. Creo que estoy en un buen momento de mi vida".

Rajoy ha comentado también el asunto de las injerencias, noticias falsas y perfiles de internet que han difundido en las últimas semanas especialmente debates y cuestiones manipuladas sobre Cataluña. El presidente ha reiterado que más de la mitad de los perfiles falsos que transmitieron esas falsedades procedían en Rusia, un 55%, mientras que otro 30% fueron localizados en Venezuela y solo un 3% eran perfiles reales. El presidente se ha mostrado satisfecho del respaldo y apoyo unánime de los 28 países aún miembros de la UE, citando expresamente a la británica Theresa May y al primer ministro de Bélgica, aunque no a algunos de sus colaboradores, y ha señalado que esas adhesiones han sido más fáciles y normales entre socios, porque ha podido hablar con casi todos ellos, pero ha aceptado que ha resultado más complicado luchar en la batalla de las mentiras y el relato internacional.

Mariano Rajoy admite que "el tema informativo es mucho más difícil" por la cantidad de medios que hay, y por la "gran avalancha" y el "esfuerzo perfectamente organizado" que se hizo con el uso de "robots" en redes sociales para "lanzar noticias falsas siempre contra España y que se movieran en la red". Ha especificado que esa proliferación fue especialmente llamativa "en los primeros días" tras el referéndum, pero poco a poco se fue "recomponiendo la situación", ha constatado que esas operaciones también sucedieron "siempre que hay algo que pueda desestabilizar Europa", como ocurrió durante el referéndum del Brexit o en la campaña electoral francesa, con mensajes favorables a Marie Le Pen.

El jefe del ejecutivo ha recalcado, en cualquier caso, que la Comisión Europea ya está trabajando en este problema y ha concluido que al final en esa disputa acabarán ganando los demócratas y los que juegan con las reglas del juego de la decencia, la libertad y la democracia. Rajoy ha rechazado tajante tener alguna constancia de que el Gobierno ruso esté detrás de estas actuaciones: "Yo solo puedo hacer afirmaciones de hechos probados, soy el presidente del Gobierno y debo ser responsable no tengo ningún dato me diga que esté detrás el gobierno ruso".

Más información