Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoido convoca el concurso para elegir ‘a dedo’ la nueva cúpula policial

Interior inicia el procedimiento para nombrar a los comisarios que ocuparán las cuatro Jefaturas Centrales de la Policía Nacional surgidas de la reorganización ministerial de julio

Juan Ignacio Zoido, en la sesión de control al Gobierno del pasado martes en el Senado
Juan Ignacio Zoido, en la sesión de control al Gobierno del pasado martes en el Senado EL PAÍS

El Ministerio del Interior ha convocado este lunes los concursos de méritos para elegir por el sistema de libre designación (a dedo) a los nuevos cuatro máximos responsables de la Policía Nacional que deberán repartirse buena parte de las funciones que hasta poco antes del verano tenía en exclusiva la figura extinta del director adjunto operativo (DAO). Con esta decisión, el departamento de Juan Ignacio Zoido pone fin a la situación de interinidad en la que estaba la cúpula de la Policía Nacional desde que a finales de julio anunciase la reorganización de la estructura del ministerio con el fin de acabar en la Policía, pero también en la Guardia Civil, con la polémica figura de 'número 2', muy cuestionada tras los cuatros años como DAO del comisario Eugenio Pino, actualmente imputado por el 'pendrive fantasma' del caso Pujol y señalado como presunto creador de la 'brigada patriótica'.

Hasta ahora, el sucesor de este, el también comisario Florentino Villabona, había conservado buena parte de sus funciones, pero su jubilación a finales de noviembre ha obligado a iniciar el procedimiento para los que serán, según la nueva denominación, "jefes centrales" en cada una de las cuatro áreas en las que se ha dividido la estructura de poder policial. Los cuatro puestos que se elegirán por el procedimiento de concurso de méritos y libre designación son los de jefes centrales de Seguridad Ciudadana y Coordinación; de Información, Investigación y Ciberdelincuencia; de Recursos Humanos y Formación; y de Logística e Innovación.

A los aspirantes se les exige que todos ellos tengan la categoría de comisario principal en activo y no se encuentren suspendidos de funciones. Además, deberán presentar sus candidaturas en los próximos días junto a un currículum en el que aleguen los méritos "que estimen oportunos". El puesto cuenta con un complemento específico salarial de 36.583, 92 euros anuales. En el concurso de méritos que a comienzos de la Legislatura convocó Interior para elegir al DAO, se presentaron 36 candidatos. Entonces, Zoido eligió al comisario Villabona. También utilizó el mismo sistema el pasado julio para decidir quién ocupaba la jefatura de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), responsable de la investigación de los casos de corrupción dentro de la Policía. Tras dos convocatorias, el ministro eligió a un candidato al que había rechazado en la primera ocasión pero que fue el único que se presentó a la segunda: el comisario Fernando Moré.

Nueva estructura policial

La nueva estructural ministerial fue acordada por el Consejo de Ministros el pasado 28 de julio y supuso un cambio sustancial en la hasta aquel momento estructura de mando de Interior. La modificación supuso crear estas cuatro Jefaturas Centrales en la Policía y cuatro Mandos en la Guardia Civil que pasaron a depender directamente de los directores generales, Germán López Iglesias y José Manuel Holgado, respectivamente, para crear “una dirección más horizontal”, según anunció entonces el equipo de Zoido. De ellas, dos en cada cuerpo asumieron las competencias que tenían los directores adjuntos operativos, puestos que en aquel momento ocupaban el comisario Villabona y el general Pablo Martín Alonso. En concreto, la Jefatura Central de Información Investigación y Ciberdelincuencia, y la de Seguridad Ciudadana y Coordinación, en la Policía; y el Mando de Operaciones Territoriales y el de Información, Investigación y Ciberdelincuencia, en la Guardia Civil. El general Martín Muñoz, que ya había superado la edad de pase a la reserva, fue cesado entonces. Al comisario Villabona se le ha mantenido a la espera de su jubilación el próximo 23 de noviembre-

El real decreto señalaba que la Jefatura Central de Seguridad Ciudadana y Coordinación y el Mando de Operaciones Territoriales tienen como responsabilidad garantizar “la prevención y reacción frente al delito en cada territorio, así como implementar la coordinación de las unidades territoriales, jefaturas superiores, zonas, comisarías y unidades especiales”. Por su parte, la Jefatura Central y el Mando de Información, Investigación y Ciberdelincuencia se encargan de la lucha contra el terrorismo y la delincuencia, así como de la gestión de las unidades especializadas de Policía Científica y Extranjería. La lucha contra el terrorismo ha seguido bajo control directo de la Secretaría de Estado de Seguridad, que actualmente ocupa José Antonio Nieto, aunque se deben nombrar también sendos coordinadores antiterroristas en Policía y Guardia Civil.

Interior justificó los cambios por la evolución que han sufrido en los últimos años las amenazas sobre la seguridad. En primer lugar, sitúa el yihadismo, que ha obligado a España a establecer su alerta antiterrorista en un nivel cuatro de cinco desde hace casi dos años y medio. También destacó la evolución de la delincuencia “hacia entornos digitales que obligan a realizar ajustes para garantizar que también frente a los nuevos delitos electrónicos se puede ofrecer mayores garantías de seguridad”. En este sentido, recordaba que España y el resto de países de nuestro entorno han sufrido en los últimos meses dos graves ciberataques y que la delincuencia común también ha incrementado su actividad en el ciberespacio.

El equipo de Zoido inscribió los cambios en el llamado Plan de Política de Seguridad Nacional para el siglo XXI, cuyas líneas estratégicas presentó durante su comparecencia en el Congreso del pasado 21 de diciembre. Sin embargo, la reestructuración viene precedida por el polémico papel jugado por el comisario Eugenio Pino, director Adjunto de la Policía con Fernández Díaz, en la creación de la llamada brigada patriótica. Los cambios provocaron fuertes críticas desde la Policía y la Guardia Civil

Más información