Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cierra filas con la estrategia de Sánchez e Iceta

Díaz celebra que el PSOE "está donde tiene que estar" e Iceta defiende "tender la mano a la izquierda y al centro"

Pedro Sánchez y Miquel Iceta lograron este sábado el aval de los líderes territoriales del PSOE y del comité federal a su estrategia en Cataluña. El pacto con el PP para la aplicación del 155 en defensa de la legalidad en Cataluña hace estar cómodos a los barones antes críticos con Sánchez, que también validan la apuesta del PSC de buscar la representación de un catalanismo moderado en su acuerdo con un sector de la antigüa Unió. “El PSOE está donde tiene que estar”, resumió Susana Díaz. El líder del PSOE marcó distancia con el “legado de cenizas” de Rajoy.

Sánchez, con Narbona e Iceta, este sábado.

Lejos de la convulsión del último año en el seno del PSOE, la primera reunión del consejo político federal, el órgano que reúne a todos los líderes territoriales, y del consejo federal de la nueva era de Pedro Sánchez al frente de la secretaría general estuvo marcada por el consenso en torno a la estrategia del partido. El líder socialista consiguió el cierre de filas al que aspiraba en este cónclave respecto de la postura de la dirección en Cataluña y en torno al PSC. Hubo “guante blanco” de los barones, como resumía en privado un presidente autonómico, toda vez que coinciden en la posición política del partido y que la precampaña catalana aconseja “responsabilidad”. También hay voluntad de todos de superar un año “muy duro”.

La posición del PSOE junto al Gobierno ante la crisis secesionista satisface a los presidentes autonómicos antes críticos con Sánchez. “El PSOE está donde tiene que estar. Y tiene que estar en la defensa del estado de derecho, de la Constitución y de la democracia española. Y es donde yo he estado siempre, así que estoy contenta de que sea así”, subrayó la presidenta andaluza, Susana Díaz, que evitó cualquier crítica en la reunión a puerta cerrada del consejo celebrado en Alcalá de Henares (Madrid), según fuentes presentes. Sánchez ha situado al principal enemigo político de Díaz en Andalucía, Francisco Toscano (alcalde de Dos Hermanas) en la presidencia del comité federal.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, destacó también que Sánchez “ha vuelto a situar al partido en el lugar de referencia que le corresponde, al lado de la Constitución y en defensa de la legalidad”, mientras el castellanomanchego, Emiliano García Page, se felicitó de que “el PSOE está muy lejos del vértigo de la irrelevancia en el que pudo estar hace un tiempo”.

Solo el presidente valenciano, Ximo Puig, eludió a preguntas de los periodistas respaldar al 100% la estrategia de la dirección, pero tampoco la criticó en la reunión a puerta cerrada. El aragonés Javier Lambán alertó del proceso de “secesión cultural” en Cataluña y pidió atajarlo con cambios en política educativa, mediática y cultural, mientras la presidenta balear, Francina Armengol, con más recelos ante el 155, y la líder del PSE, Idioa Mendia, pidieron a Sánchez que marque más distancias con el PP.

Los líderes territoriales aprueban también el pacto del PSC con la antigüa Unió aunque la reunión del consejo no entró a valorar los pactos electorales tras las elecciones catalanas, dado el alto grado de incertidumbre del resultado electoral. Habrá que hablar el día 22, se anticipó.

En su discurso ante un comité federal ahora amable, compuesto por mayoría de afines, Pedro Sánchez dio por terminada la tregua con el Gobierno tras su pacto con el presidente para aplicar el artículo 155, y abrió la confrontación con Mariano Rajoy. El secretario general del PSOE no se aparta del apoyo al Ejecutivo en la intervención en Cataluña, pero por primera vez desde el agravamiento de la crisis catalana cargó con dureza contra Rajoy y su “legado de cenizas”. “¿Qué herencia va a dejar en Cataluña, en España y en Europa?”, se preguntó Sánchez, tras citar cuatro hitos del legado del líder del PP: el rescate bancario, la corrupción, la crisis territorial y la “terrible desigualdad provocada por sus recortes”.

El PSC plantea un “Junts pel seny”

Miquel Iceta explicó en su discurso ante el comité que su propósito es “abrir un tercer espacio en Cataluña”. “Queremos tender la mano a la izquierda y al centro”, indicó Iceta, que defendió su estrategia con las listas: “Hay democristianos y comunistas. A mucha honra”. En un juego de palabras, Iceta propone “pasar del radicalismo al seny, de Junts pel Sí [la coalición que ha gobernado Cataluña en la última legislatura] a Junts pel seny”.

El PSOE dio su respaldo al PSC para unas elecciones que el partido es consciente que trascienden Cataluña. El PSOE ha estrenado nuevo lema, “Ahora, tu país”, que deja atrás la etapa de reivindicación de la izquierda de su lema anterior, “Somos la izquierda”, toda vez que el debate político gira en torno al proyecto territorial.

Más información