Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Churros, tortilla y gazpacho: la comida del sábado de Junqueras y los exconsellers en prisión

Instituciones Penitenciarias ha distribuido a los seis políticos catalanes en tres módulos "poco conflictivos" de la cárcel madrileña de Estremera

independencia cataluña
Oriol Junqueras, este viernes a su llegada a la Audiencia Nacional. AP

Oriol Junqueras y los otros cinco exconsellers del Govern ya saben lo que comerán este sábado en la prisión de Estremera, donde llegaron la noche del pasado jueves de orden de la juez Carmen Lamela. A primera hora de la mañana se les sirvió tanto a ellos como al resto de los 1.350 presos que están recluidos en este centro penitenciario el clásico café con leche y unos churros. Para la hora de la comida, la cocina ha preparado “pasta boloñesa” y “tortilla de patata” y, de postres, “fruta”, según la documentación interna a la que ha tenido acceso EL PAÍS. La cena está compuesta de gazpacho de primero, alitas de pollo de segundo, y yogur y batido de postre para terminar.

El presupuesto fijado por Interior para alimentar diariamente a cada preso ha quedado fijado desde el 1 de enero de 2017 en una media de 3,69 euros, IVA incluido. Con esta cantidad, Prisiones cumple el mandato del artículo 226 del Reglamento Penitenciario que obliga al Estado a proporcionar "a los internos una alimentación convenientemente preparada, que debe responder a las exigencias dietéticas de la población penitenciaria y a las especificidades de edad, salud, trabajo, clima, costumbres y, en la medida de lo posible, convicciones personales y religiosas".

No obstante, el gasto no es homogéneo y contempla tres tipos de internos y otros tantos de centros. Así, distingue entre presos sanos, jóvenes y las llamadas "raciones de enfermería". Estas últimas son las más costosas y están destinadas a aquellos reclusos con problemas de salud, pero no solo. Así, también recibirán esta alimentación especial "los hijos menores de internas que convivan con sus madres, las internas que se hallen encintas o amamantando a su hijos y los enfermos carenciales". Eso sí, "siempre que así lo dictaminen los servicios médicos del Centro Penitenciario".

Respecto a los tipos de centros, Instituciones Penitenciarias los clasifica en tres tipos en función del número de reclusos que acojan: Grupo I, Grupo II y Grupo III. De ello dependerá la cantidad que Interior les entregará por preso para alimentación. Así, los primeros, que son aquellos que albergan menos de 200 internos, son los que tienen un presupuesto más elevado 'per cápita'. En concreto, 4,19 euros. Los segundos, que son los que custodian entre 200 y 500 presos, recibirán 3,71 euros por preso y día. Y finalmente, los de Grupo III –entre los que se encuentra la prisión de Estremera- que son los retienen a más de 500 internos, recibirán los 3,69 euros ya comentados.

Además, Prisiones hace un esfuerzo económico en tres festividades señaladas. Se trata de Navidad, Año Nuevo y el 24 de septiembre, día de Nuestra Señora de la Mercedes, patrona de Instituciones Penitenciarias. En esos días, el gasto se duplica literalmente hasta los 7,38 euros para dar un menú especial a los 60.000 reos actuales.

A comienzos de este año, La Secretaria General de Instituciones Penitenciarias que dirige Ángel Yuste adjudicó un total de 112 contratos para surtir de todo tipo de "materias primas para la alimentación" a las cocinas de las prisiones para que estas puedan elaborar las tres comidas diarias que reciben los cerca de 60.000 reclusos que hay en las cárceles dependientes del Ministerio del total. En total, aprobó el gasto de 70,1 millones de euros.

Más información