Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría de catalanes es favorable a que se convoquen elecciones

El último informe de Metroscopia refleja que sólo un 19% de los residentes en Cataluña se considera catalán exclusivamente

La convocatoria de elecciones para devolver la normalidad institucional a Cataluña era la preferencia de la mayor parte de los catalanes ya antes de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, optara por la activación formal del artículo 155 de la Constitución. El 52% de los catalanes está a favor de disolver el Parlament para celebrar elecciones autonómicas frente a un 43% que lo rechaza, según un sondeo de Metroscopia para EL PAÍS. Esta medida seduce incluso a uno de cada tres votantes del partido del expresidente Carles Puigdemont.

Los partidos constitucionalistas llevan muchos meses reclamando unas elecciones autonómicas en Cataluña para intentar resolver la situación. Los partidos independentistas se habían opuesto a ello insistentemente con el argumento de que lo importante era celebrar el referéndum independentista del pasado 1 de octubre y “aplicar” sus resultados por más que hubiesen sido suspendido por el Tribunal Constitucional y no tuviera ningún tipo de garantía legal. No fue hasta hace 15 días cuando, dentro del soberanismo, comenzaron a escucharse voces que llamaban a convocar elecciones. La más clara fue la del expresidente Artur Mas, iniciador del proceso soberanista. Su sucesor, Carles Puigdemont, se resistió a esa idea pese a tener colaboradores muy próximos que le recomendaban esta vía, comenzando por el dimitido consejero Santi Vila.

 Pero Puigdemont sabía también que sectores importantes de sus votantes eran partidarios de congelar el proceso de independencia e ir a unas elecciones. El sondeo, realizado el pasado martes, en plena semana de la declaración fallida de independencia, refleja dicho estado de ánimo.

La declaración de independencia que acabó haciendo el Govern no era la opción mayoritaria. El 55% de los catalanes rechazaban ya esa opción el pasado martes, una cifra dos puntos superior a la registrada en el último sondeo de hace apenas un mes. La declaración unilateral de independencia la defiende el 41%, una cifra seis puntos inferior a la de los catalanes que en las últimas elecciones votaron a los partidos independentistas que han acabado impulsándola.

Le encuesta completa sobre Cataluña de Metroscopia pulsa en la foto
Accede aquí a la encuesta completa

La salida de convocar elecciones autonómicas, que finalmente serán el 21 de diciembre, tiene un apoyo masivo entre los partidos constitucionalistas, pero también genera ciertas simpatías en sectores independentistas que no veían bien la vía unilateral. En total, el 52% de los catalanes apoya esa vía frente a un 43% que la rechaza. Por partidos, los más favorables a las elecciones son los votantes de Ciudadanos (83%) y del PSC (82%). Los del PP, cuyas expectativas electorales en Cataluña siguen siendo muy flojas según los últimos sondeos, lo defienden en un 75%.

El apoyo a la convocatoria de elecciones dentro de los partidos independentistas es más amplio en el PDeCAT que en el resto de partidos. El 35% de los votantes del partido de Carles Puigdemont son favorables a esta vía, lo que puede explicar las dudas que tuvo el destituido presidente antes de optar definitivamente por lanzarse a la independencia unilateral. En ERC y la CUP los partidarios de elecciones eran el 22% y el 18% respectivamente.

División casi por la mitad

La encuesta sigue reflejando una división casi a partes iguales entre el bloque constitucionalista y el independentista, pero los apoyos varían en función del escenario que se plantea tras la independencia. Cuando se pregunta simple y llanamente si votarían a favor de la independencia en un referéndum legal, el 44% responde afirmativamente. Este porcentaje baja un punto más, hasta el 43%, cuando se les recuerda a los encuestados que una Cataluña independiente quedaría excluida inmediatamente de la Unión Europea.

Y si la pregunta se plantea ofreciendo una tercera vía reformista (reforma constitucional que mejore la situación actual de Cataluña), esta pasa automáticamente a ser la preferida (46%). La opción independentista queda entonces en un minoritario 29% (hay un 19% adicional que optaría por mantener la situación actual). Estos datos no han cambiado significativamente en los últimos años y sugieren que el núcleo duro del independentismo está constituido por, aproximadamente, el 30% de la ciudadanía catalana.

El desencuentro emocional que ha generado el proceso independentista entre muchos catalanes no altera el sentimiento identitario predominante en esa comunidad. En la actualidad, y al igual que en los últimos cuatro años, tres de cada cuatro catalanes (76%) expresan un sentimiento identitario incluyente: es decir, combinan una identidad catalana con otra española, sin que les resulten mutuamente excluyentes. La identidad plenamente compartida —sentirse tan catalán como español o tan español como catalán— es la claramente predominante: la expresa prácticamente uno de cada dos catalanes el 46%.

El desafío independentista catalán

Elecciones Cataluña

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la votación en favor de la independencia en el Parlament y la aprobación del artículo 155 en el Senado para frenar al secesionismo.

Más información