Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez: “Nadie ha hecho tanto contra el autogobierno de Cataluña como el secesionismo”

El líder del PSOE cree que en Cataluña hay un movimiento "regresivo y reaccionario" como en Hungría o Polonia

Pedro Sánchez, líder del PSOE, interviene en el congreso del PSOE de Madrid. Vídeo: Quality

Un día después de que el Gobierno haya activado el artículo 155 para recuperar el orden constitucional en Cataluña con apoyo del PSOE, el secretario general socialista ha argumentado esa intervención entre otras razones porque el secesionismo catalán no es sino un movimiento "regresivo y reaccionario" que ha comparado con los que están llevando a una deriva autoritaria en Polonia o en Hungría. Sánchez ha negado la mayor a los independentistas y a Podemos cuando sostienen que las medidas al amparo del 155 suponen un golpe de Estado en Cataluña. "Nadie ha hecho tanto contra el autogobierno de Cataluña como el secesionismo hoy", ha defendido, a cambio, el líder del PSOE.

"Siempre he creído que lo que ocurre en Cataluña tiene mucho que ver con lo que ocurre en Polonia, o en Hungría, o en otros muchos países de la Unión Europea donde hay movimientos regresivos, reaccionarios, que lo que están haciendo es recortar derechos y libertades, devaluar nuestras condiciones democráticas", ha expuesto Sánchez. "El problema de Cataluña no es España, son sus malos gobernantes, aquellos que hacen de la división social, de la confrontación territorial y de la ilegalidad la forma de hacer política", considera.

Ha dirigido Sánchez sus críticas tanto a los partidos que integran el Gobierno catalán y lo apoyan como a Unidos Podemos, que se ha alineado con los secesionistas en la crítica a la intervención del Estado en Cataluña sin censurar la involución democrática de la ruptura unilateral por parte de la Generalitat. "Urnas sin garantías, insolidaridad territorial de un movimiento que quiere separarse de España como consecuencia de que paga muchos recursos al conjunto de territorios, fugas de empresas que ponen en riesgo la estabilidad laboral de muchos trabajadores en Cataluña, la fractura social, donde hay muchas familias que no pueden hablar de política...La izquierda nada tiene que ver con el secesionismo en Cataluña", ha razonado el líder socialista en la clausura del congreso de los socialistas madrileños, que se ha celebrado desde el viernes en el municipio de Coslada.

No se aprecian dudas, a pesar de las tensiones en el seno del PSC, en el secretario general del PSOE en la posición del partido en apoyo de la aplicación de la Constitución en Cataluña para restituir la legalidad. Todo lo contrario. Sánchez alude también a la historia del PSOE para argumentar que están donde tienen que estar. "No somos un partido más. Somos el partido que más ha hecho por este país. Que cuando han venido mal dadas ha estado a la altura de las circunstancias", ha esgrimido Sánchez. "Somos el PSOE, el partido central de la historia democrática de este país y en este momento decisivo el PSOE defiende el Estado social y democrático de derecho ante el intento de quiebra unilateral de nuestro país", ha proclamado entre los aplausos del auditorio.

Además de la perspectiva histórica del PSOE, Sánchez ha recordado que todas las constituciones europeas tienen "su propio artículo 155" para hacer frente a los "embates unilaterales de intentar quebrar la unidad territorial de cada uno de los estados miembros", como el catalán.

Los socialistas ofrecen también un horizonte de salida de la crisis a Cataluña, la reforma constitucional, que Sánchez pactó con Rajoy abrir el próximo año. "No ha habido en la historia política de España un autogobierno tan intenso y profundo para Cataluña como el que ha reconocido la Constitución del 78", defiende el líder del PSOE, que cree que ahora España está en los umbrales de "aprobar la primera Constitución en Europa del siglo XXI". No quiere el PSOE una reforma para contentar a los independentistas, porque ha de ser "mucho más amplia que el modelo territorial". "Empecemos a responder a la pregunta de qué queremos que sea España", pide el líder del PSOE.

Apoyo incondicional

El secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, ha agradecido a Pedro Sánchez su "serenidad" en la "grave crisis" de Cataluña, en su discurso de clausura del cónclave. Una "templanza y coherencia" que, en su opinión, Sánchez ha sabido transmitir a todos los socialistas. "Nos has reforzado nuestro orgullo de país y de partido. Gracias Pedro", ha insistido, sobre todo porque sabe las semanas tan "duras" que está pasando. Franco, coordinador de las primarias del líder socialista en Madrid, le ha ofrecido "el apoyo incondicional, unánime, sentimental, anímico y moral, de todo el partido en la región" ante el "ataque enloquecido" que supone el proceso secesionista y en defensa de la Constitución.

El secretario general de la federación madrileña ha atacado la posición adoptada por Podemos, al igual que Sánchez. "Contra el separatismo hay que estar, pero desde la izquierda sensata", ha mantenido. Porque, ha añadido, "¿cómo se pueden poner urnas sin ninguna garantía? o defender a "quien está provocando una fuga de empresas". En este momento, y a pesar de que las discrepancias con el PP son muchas, "tenemos que remar en la misma dirección para preservar la integridad territorial".

Ambos mandatarios han dedicado el resto de sus discursos a presentar un partido unido y ganador en las próximas elecciones. Franco ha conseguido el apoyo del 70,33%  de los 674 afiliados a su nueva Ejecutiva. Un éxito, dada la historia de luchas internas entre familias socialistas que arrastra la federación madrileña.