Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar: “Los secesionistas entienden como debilidad los silencios del Gobierno”

El expresidente del Gobierno considera que “está en juego el pacto constitucional de 1978"

José María Aznar, hoy en un acto en Valencia.

Para el expresidente del Gobierno, José María Aznar, el secesionismo catalán ha sobrepasado “todas la líneas rojas que existían ante un desafío de semejante magnitud” a la democracia y al orden institucional. El presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) ha manifestado que el Ejecutivo que preside Carles Puigdemont ha interpretado los silencios del Gobierno como síntoma de debilidad y no como muestra de prudencia. “Hemos visto cómo se han ido inculcando las mentiras de una independencia dorada, gratuita y saludada por el mundo, cuando la realidad es otra bien distinta”, ha indicado Aznar en Valencia durante el acto de clausura del Foro Ideas FAES.

El expresidente ha acusado al Gobierno catalán de fracturar la sociedad, provocar el descrédito internacional y un conflicto político sin precedentes en democracia, además del “abandono masivo de empresas que no ven ese paraíso secesionista por ninguna parte”.

El exlíder del Partido Popular (PP) ha mostrado su preocupación porque “está en juego el pacto constitucional de 1978 y el valor de la transición democrática”. Aznar ha resaltado que peligra la continuidad histórica de España que hizo de la Constitución el terreno firme de reencuentro entre los españoles”.

El presidente de FAES ha afirmado que el nacionalismo ha roto el pacto. Lo ha destruido. "Y por eso no puede producirse como respuesta una apelación genérica a la reforma constitucional. La reforma no debe ser el pago a plazos de lo que ahora no estamos dispuestos a pagar al contado al secesionismo catalán", ha argumentado.

Aznar ha destacado que la organización que preside ha tenido y tiene una participación muy activa frente al desafío secesionista destapando los mitos fiscales, "que en el fondo esconden un problema de insolidaridad". "Hemos publicado, debatido y cuestionado las falsedades históricas que, presuntamente, están avalando el delirio sedicioso de unos cuantos", han indicado, subrayando que nacionalismo y populismo tienen denominadores comunes: comparten "el mismo desprecio" por la libertad, tienen los mismos objetivos y utilizan las mismas herramientas para conseguirlo. 

El expresidente del Gobierno ha destacado la importancia de la Comunidad Valenciana en España, con un peso e influencia cada vez mayor y cuyo futuro augura más importante cada día. Pero también ha alertado de que "las fuerzas ideológicas y rupturistas que han quebrado la sociedad y la convivencia en Cataluña" quieren actuar en Valencia con los mismos objetivos.

Más información