Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mónica Oltra sufre el escrache de un grupo de ultras en su casa

Una veintena de militantes de España 2000 con máscaras de 'Scream' despliegan una pancarta en favor de la unidad de España

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, ha contado a las puertas de las Cortes, el escrache que sufrió anoche.

Un grupo de una veintena de ultras de España 2000 con las caras tapadas con máscaras del asesino de la película Scream se concentraron anoche ante el domicilio de la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, a quien acusaron de "apoyar els Països Catalans". A la hora en la que se produjo el acoso a su casa, los hijos de la líder de Compromís estaban cenando. Los autores lo retransmitieron en directo en la página de Facebook de España 2000 Valencia.

A las puertas de las Cortes Valencianas, Oltra ha anunciado esta mañana que presentará una denuncia por los hechos de anoche "porque son agresiones que no se pueden tolerar y hay que perseguirlas", ha manifestado. "Ayer vinieron a por mí, pero mañana pueden ir a por cualquiera; si no frenamos al fascismo, se apodera de todo", ha subrayado la vicepresidenta.

El presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, ha condenado el acoso y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha instado a la Abogacía de la Generalitat a denunciar ante la Fiscalía este hecho y los acaecidos la tarde del pasado 9 d'Octubre, Día de la Comunidad Valenciana, donde grupos de ultraderecha agredieron a participantes en una marcha a favor de la lengua valenciana, a cuya cola se colocaron simpatizantes de la CUP y Arran. Todos los grupos políticos de la Cámara han condenado el acoso a Oltra.

El vídeo grabado anoche, de 10 minutos, se colgó en la cuenta del partido de extrema derecha. A las siete y media de esta mañana, se había visto más de 7.600 veces, 124 personas lo habían compartido y tenía 175 comentarios. "Nuestro rechazo más absoluto a la intimidación sufrida hace unos minutos por la familia de la vicepresidenta", reza un tuit de condena de las Cortes Valencianas de anoche.

Los autores del acoso llegaron en varios coches sobre las 21.30 al domicilio de Oltra, en un municipio del área metropolitana de Valencia, y desplegaron una gran bandera española sobre la que escribieron: "Viva la unidad de España". Con un altavoz portátil y un megáfono, corearon un pasodoble, una jota, canciones de Manolo Escobar e hicieron sonar el himno de España mientras grababan el interior de la casa.

El jefe de gabinete de Oltra grabó con su teléfono móvil esta acción de acoso y en su vídeo identifica a la persona que lleva ese megáfono como José Luis Roberto, líder de España 2000 en Valencia. "Estamos en directo en la casa de nuestra querida amiga Oltra. Estamos aquí de buen rollo y con alegría, poniéndole un poco de música española para decirle que estamos en España, contra estos independentistas que quieren romper la unidad de España", se le escucha decir en el vídeo, en el que acusa a Compromís de ser "la marca blanca de la CUP" en la Comunidad Valenciana. Unos allegados de Oltra que estaban en la casa llamaron a la Guardia Civil y a la Policía Local aunque, cuando llegaron las patrullas, los desconocidos ya habían desaparecido.

La vicepresidenta ha recordado horas después lo sucedido anoche: "Oímos jaleo fuera y lo primero que pensé es que podía ser una fiesta de Halloween algo adelantada, pero cuando ví que desplegaban una bandera de España y cantaban el himno me dí cuenta que era un intento de intimidación por parte de los fascistas".

"Aparté a mis hijos de la ventana, apagué las luces y les dije que aquello no era una fiesta. El mensaje de anoche era muy claro: sabemos donde vives y por tanto sabemos donde está su familia, un mensaje intimidatorio para que sepamos que nos pueden hacer daño", ha proseguido Oltra. 

El episodio, ha continuado la vicepresidenta, "me ha servido para hablar con ellos. En un momento dado, mi hijo mayor me dijo 'mamá, ¿esto es la política?'. Le contesté que no pero si aproveché para decirle que a veces las personas libres tienen que luchar por defender esa libertad".

Oltra ha pedido la unión de todos los partidos contra el fascismo. "Ningún partido tiene que alimentar y envalentonar al fascismo, cuando un partido político extrema sus declaraciones, cuando se sitúa en el extremismo político, lo que está haciendo es poner una diana y los fascistas lo que hacen con esa diana es disparar", ha remarcado Oltra.

El escrache se produjo unas horas después de que el Parlamento valenciano dejara sin condena lo sucedido en la manifestación del 9 d'Octubre, Día de la Comunitat Valenciana. Doce de los presuntos implicados en los hechos han sido detenidos por los incidentes y agresiones que cometieron cuando reventaron la manifestación nacionalista y de izquierdas que iba a desarrollarse como cada año por el centro de Valencia. Podemos y Compromís presentaron un texto de condena, que también apoyaba el PSPV pero que rechazaron Ciudadanos y PP. 

Entre los apoyos que ha recibido la también consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas y coportavoz de Compromís se encuentran los del alcalde de Valencia, Joan Ribó; y el portavoz del PSPV-PSOE en Les Corts, Manolo Mata. "Ni es libertad de expresión antes ni lo es ahora", ha declarado desde la tribuna la portavoz parlamentaria del PP, Isabel Bonig, en alusión al episodio sufrido por Oltra y a los escraches que padecieron políticos del PP hace un tiempo.

El presidente Puig ha señalado que la democracia es "respeto" y ha recordado que hace 40 años los radicales ya querían que "no llegara la democracia y el autogobierno". "Ahora la vuelven a atacar y no vamos a permitir que el fascismo vuelva a la calle para intentar atemorizar a los que no piensan como ellos", ha recalcado durante la sesión de control parlamentaria.

"Reprobables vengan de donde vengan"

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha condenado la acción contra Oltra y ha explicado que la Guardia Civil acudió en pocos minutos al domicilio de la vicepresidenta -también la policía local del municipio donde reside Oltra y agentes de la Policía Autonómica- e inició una investigación. "Se ha procedido a hacer identificaciones a partir de las fotos y vídeos [algunos facilitados por el entorno de la propia vicepresidenta] del episodio", ha dicho Moragues.

"Los escraches son reprobables vengan de donde ventan", ha añadido Moragues, que ha apelado a la moderación de todos los responsables políticos, "a orillar los extremismos" y a bajar la tensión en la calle y evitar que el conflicto que se vive en Cataluña tenga un efecto contagio en la Comunidad Valenciana.

Moragues ha confirmado, por otro lado, que ya son 13 los detenidos por la Policía Nacional en relación por los incidentes del pasado 9 d'Octubre. "Policía y Fiscalía están actuando coordinadamente", ha concluido. 

Más información