Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cierra con el Gobierno las medidas y plazos del artículo 155

La dirección juzga de "inadmisible" la falta de respuesta de Puigdemont al requerimiento

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), junto a la presidenta del partido, Cristina Narbona (i).

El acuerdo suscrito entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición, cerrado el pasado martes por la noche entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en La Moncloa, implica que el Ejecutivo y el PSOE irán de la mano en la aplicación del artículo 155 en Cataluña, si este finalmente tiene que utilizarse por el enrocamiento del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. El Gobierno y el PSOE llevan dos semanas trabajando en dar contenido a la “página en blanco” que es este precepto constitucional, y ahora se centran en cerrar los detalles, porque tanto “medidas” concretas como “plazos” de la puesta en marcha de este precepto constitucional serán “por acuerdo entre el Gobierno y el PSOE”, ha confirmado este lunes la dirección de Pedro Sánchez.

La intervención en Cataluña será, por tanto, conjunta entre el Gobierno y el PSOE, y los socialistas no se limitan a dar su apoyo al Ejecutivo sino que están implicados al completo en el diseño de la respuesta.

Rajoy y Sánchez, que han vuelto a hablar este lunes, cerraron personalmente un acuerdo la semana pasada que ya contemplaba incluso los escenarios “más drásticos”, con el objetivo último de que “la sociedad catalana hable”, según fuentes conocedoras del mismo. Esto es, la celebración de elecciones en Cataluña. Se trata de que el 155 sirva para "reconstruir el autogobierno de Cataluña que los actuales gobernantes de Cataluña han suspendido de facto", ha defendido hoy el portavoz de la ejecutiva, Óscar Puente. "Es evidente que al final tiene que haber elecciones en Cataluña y va a haber [elecciones] para que la ciudadanía recupere el control del autogobierno", ha expresado el portavoz de la dirección de Pedro Sánchez.

El PSOE considera que el presidente catalán, Carles Puigdemont, no ha respondido al requerimiento enviado por el Gobierno y lo juzga de "absolutamente inadmisible", toda vez que se trataba de un mandato de un poder del Estado a otro que el presidente de la Generalitat no ha atendido. La situación, por tanto, se encamina a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

"Nos preguntamos si el señor Puigdemont deja otra salida con su actitud que la aplicación del 155", ha expresado el portavoz de la ejecutiva socialista, muy crítico con la carta de respuesta que ha enviado el presidente catalán al Gobierno español. "Hay afirmaciones que no podemos aceptar. Los procedimientos judiciales en un país democrático siguen su curso con independencia de la política", se ha quejado Puente en referencia a las críticas del presidente catalán al proceso judicial contra el comisario mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, la intendente del cuerpo Teresa Laplana y los líderes de las dos grandes organizaciones movilizadoras del independentismo, Jordi Sànchez, de la ANC, y Jordi Cuixart, de Òmnium. Puigdemont pide en su carta al Gobierno que acabe la "represión contra el pueblo catalán", en la que enmarca el proceso judicial contra los líderes independentistas.

La dirección socialista defiende, en todo caso, que la aplicación de este precepto constitucional no suspendería la autonomía de Cataluña, porque en último caso se sustituirían los órganos de Gobierno o de representación catalanes por otros. "La autonomía como tal difícilmente puede suspenderse, se suspendería en todo caso los órganos de Gobierno de la autonomía y se sustituirían por otros. Eso es lo que se podría hacer, no digo que es lo que se vaya a hacer. Pero la autonomía de Cataluña seguiría perviviendo. No hay desaparición de la autonomía de Cataluña", ha explicado el portavoz. "En todo caso, lo que hay es una suspensión de los órganos de Gobierno de Cataluña, de los órganos de representación, o una sustitución de estos órganos por otros", ha apostillado.

Los socialistas ofrecen a Puigdemont diálogo pero, al igual que el Gobierno, le piden que vuelva a la legalidad para ello. "El diálogo es fácil y posible: basta con volver al marco la legalidad, cosa que no ha hecho. Basta por acudir al Parlamento de España y con sentarse en la comisión de reforma constitucional para abrir un diálogo", ha defendido Puente.

El PSOE pide al presidente catalán que rectifique e impida que se intervenga en Cataluña. "El señor Puigdemont tiene en su mano evitar la aplicación del artículo 155. Tiene una salida fácil antes del jueves: retornar a la legalidad e integrarse en el diálogo ya constituido en las instituciones", ha razonado Puente. "Si no hace eso está abocando a la única salida posible que es la aplicación de ese precepto constitucional y será enteramente responsable de esa aplicación".

Más información