Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía pide a Interior relevar primero a los antidisturbios alojados en el barco de Piolín

Los cinco sindicatos plantearán al Ministerio la sustitución de los agentes de las UIP que llevan tres semanas en la Operación Copérnico

Uno de los cruceros fletado por el Ministerio del Interior para hospedar a policías y guardias civiles.
Uno de los cruceros fletado por el Ministerio del Interior para hospedar a policías y guardias civiles.

Los cinco sindicatos representativos de la Policía Nacional van a plantear en los próximos días al Ministerio del Interior que se inicien “de forma urgente” los relevos de los agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP, los popularmente conocidos como antidisturbios) desplazados en las últimas semanas a Cataluña dentro de la Operación Copérnico contra el desafío independentista. En una nota remitida a los afiliados, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, las organizaciones consideran que dicha medida es fundamental para evitar “tensiones” entre los policías, sobre todo entre aquellos alojados en los tres barcos atracados en los puertos de Barcelona y Tarragona.

Los sindicatos destacan que se debe priorizar a los que duermen en los camarotes del ‘Moby Dada’, el crucero célebre por llevar pintado en su casco a Piolín y otros personajes de la Warner. La nota no detalla el por qué de esta petición concreta. En la actualidad, el Ministerio del Interior mantiene desplazado en Cataluña un contingente de más de 5.500 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en apoyo a la plantilla de 6.000 que ambos cuerpos tienen de manera permanente en dicha comunidad autónoma. Una parte importante son integrantes de las UIP. De hecho, los 2.000 agentes de estas unidades enviados en las últimas semanas representan el 75% de su plantilla total.

A ellos se han sumado unos 500 agentes de los grupos de la Guardia Civil encargados de orden público, así como cientos de integrantes de los servicios de información, policía judicial y otras unidades de seguridad ciudadana de ambos cuerpos. El Estado Mayor de la Guardia Civil ya distribuyó el pasado lunes una nota a las jefaturas de todas las Zonas del Instituto armado con instrucciones para que se busque el relevo a parte de sus agentes desplazados. En su caso, los relevos comenzarán por los agentes de “seguridad ciudadana” detraídos de los diferentes puestos. Los antidisturbios del Instituto armado (englobados en los Grupos Rurales de Seguridad) permanecerán por el momento en Cataluña.

Jornada laboral “suspendida”

El relevo no es, sin embargo, la única reclamación de los representantes sindicales de la Policía Nacional. También exigen información sobre la compensación en días libres prevista para los antidisturbios desplazados a Cataluña, a los que Interior mantiene desde el 20 de septiembre con su jornada laboral “suspendida”. Los sindicatos recalcan que desde aquel día, los 2.000 policías de la UIP encuadrados en la Operación Copérnico han mantenido “la disponibilidad permanente al 100 % teniendo que estar pendiente de sus teléfonos móviles privados de forma continua”. Todos ellos perciben unas dietas diarias por alojamiento y manutención que, en algunos casos, triplican a las que reciben de manera habitual en otros despliegues fuera de sus destinos: de casi 49 euros a 150 en la escala básica.

La nota interna de los sindicatos también destaca que los antidisturbios que han permanecido en sus plantillas de destino también están realizado muchos más servicios de los habituales, lo que les ha obligado a ampliar su jornada laboral de manera significativa. Por ello, comunican a sus afiliados que también van a reclamar una “compensación económica” por “servicios extraordinarios” para los agentes de las UIP que durante el tiempo que lleva la Operación Copérnico han trabajado en Madrid “al haber realizado un sobreesfuerzo debido a los efectos que ha provocado la situación en Cataluña”.

Más información