Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos acusa al PSOE de reeditar la “triple alianza” con PP y Ciudadanos al apoyar al Gobierno en aplicar el 155

Iglesias responsabiliza a Rajoy “de que se rompa España”

Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos.

Podemos ha recuperado uno de sus viejos mantras, el de la “triple alianza” de PP, PSOE y Ciudadanos, para justificar su soledad en los parabienes al Govern de Carles Puigdemont y su rechazo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, que supondría, según dicen, mucho más que la suspensión de la autonomía. “Sería un grave error” que pondría en riesgo “los derechos civiles y fundamentales” en el conjunto de España, ha afirmado Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos. La posición de Podemos le deja en minoría frente a las fuerzas mayoritarias, uniformes en la defensa del orden constitucional. Al contrario que con la Generalitat, ninguna de estas formaciones escapó a los reproches de Podemos. “Ustedes son los principales responsables de que se rompa España”, ha espetado Iglesias a Rajoy, a quien ha responsabilizado, casi en exclusiva y sin una mala palabra contra los impulsores del desafío soberanista, de la crisis en Cataluña. La víspera, Iglesias había destacado la “sensatez” que a su juicio demostró Puigdemont con su ambigua actuación en el Parlament.

El respaldo de Pedro Sánchez al Gobierno en su activación de la aplicación del artículo 155 ha marcado un punto de inflexión en la relación que Podemos pretende con el PSOE. La ruptura ha sido palmaria. Para Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos, se trata de la “reedición” de un tripartito con el PP y Ciudadanos, figura al que los de Iglesias no habían recurrido desde la reelección de Sánchez al frente del PSOE a finales de mayo. Antes había sido una de las fórmulas más recurrentes con las que Podemos buscaba deslegitimar la labor de la gestora que dirigió al PSOE nueve meses. “Ojalá regrese el PSOE de la plurinacionalidad, el que ganó las primarias, el de sus militantes, pero creo que ha vuelto el PSOE de Susana Díaz, el PSOE que avala la estrategia del PP y Ciudadanos del porrazo y de desterrar las soluciones políticas”, ha continuado Montero, empleando el proceso interno socialista como recurso para arremeter contra Sánchez.

Diferentes cargos del PSOE no esconden su malestar con las pruebas a las que les viene sometiendo Podemos. Sobre todo con la moción fallida a Mariano Rajoy, que no ha impedido a Podemos reiterar su propuesta. O este mismo martes, cuando En Comú Podem impulsó una enmienda relativa al 155. Finalmente, se retiró. Previamente, los socialistas anunciaron que votarían en contra.

El acuerdo tácito entre Rajoy y Sánchez para una reforma de la Constitución ha sorprendido a los dirigentes de Podemos. “No me explico cómo al PSOE le puede parecer un buen aliado para impulsar una reforma constitucional el partido más corrupto de Europa”, ha cuestionado Montero. A su vez, fuentes de la dirección socialista han mostrado su asombro por la defensa de Podemos de una consulta legal y con garantías como solución al encaje territorial de Cataluña. Esa opción conllevaría una reforma constitucional, lo que se aproximaría a sus tesis.

El secretario general de Podemos ha retomado otro concepto en desuso, el de la “oposición real”, para diferenciarse del PSOE en su pulso por el predominio en la izquierda. Dentro de su relato contra la gestión del conflicto por parte del Ejecutivo, Podemos también ha situado esta semana al PP y a Ciudadanos en el mismo “bloque inmovilista” que a la extrema derecha. “PP y Ciudadanos, junto con VOX y Falange, son los que más están haciendo por empujar a Cataluña fuera de España”, afirmó el lunes el secretario de Organización, Pablo Echenique. El PSOE estaría en esa órbita, en contraposición al “diálogo” y mediación entre el Gobierno y el Govern que propone Iglesias.