Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoescuelas exigen el final del conflicto que impide a 123.000 alumnos obtener el carné de conducir

Los empresarios se concentran en Sevilla ante Tráfico para reclamar soluciones

Concentración de propietarios de autoescuelas de España en Sevilla.
Concentración de propietarios de autoescuelas de España en Sevilla. EL PAIS

Representantes de las 8.000 autoescuelas de toda España se han concentrado este miércoles en Sevilla para reclamar al director general de Tráfico, Gregorio Serrano, una solución al conflicto que ha llevado a paros a gran parte de los 745 examinadores (llegaron a ser 927) de este departamento y que ha supuesto la suspensión de pruebas prácticas para 123.000 alumnos. Los funcionarios exigen un complemento de 250 euros al mes que Tráfico asegura que no está autorizado por Hacienda.

Serrano ha suspendido esta mañana la visita a las instalaciones de Tráfico en Sevilla, donde se han concentrado decenas de propietarios de autoescuelas para reclamar el fin del conflicto, según ha informado Encarnación Sánchez, una de las portavoces de la plataforma en la que se han agrupado estos empresarios.

Los dueños de autoescuelas aseguran que hay centros de formación que han cerrado y que los alumnos están renunciando a matricularse ante la imposibilidad de concluir las pruebas para obtener el carné de conducir. La patronal calcula en 60 millones de euros las pérdidas ocasionadas.

Estas pequeñas empresas de toda España se han visto envueltas en un conflicto laboral de la Administración causado por la reclamación de los examinadores de un complemento específico en sus nóminas. El Gobierno no ha autorizado este incremento salarial, por lo que los examinadores han mantenido la suspensión de exámenes. "Estamos al borde de la ruina con un total desamparo, pero antes de dejar de existir vamos a luchar con todas nuestras fuerzas, y no es ninguna amenaza, sino un ruego de un sector que no aguanta ni un día más", relata Antonio José Pérez Ortega en la carta remitida al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido.

"Queremos que esta huelga, que lleva cuatro meses y que aún no tiene ninguna vía de solución, finalice ya ante el declive y debacle de nuestras pequeñas y medianas empresas", resume Pérez Ortega.

Los paros se suceden desde junio todos los lunes, martes y miércoles. Los examinadores han emplazado al Gobierno a dar una respuesta satisfactoria el próximo lunes o continuarán con la huelga.

La Dirección General de Tráfico (DGT) alega que no tiene competencias para autorizar la subida retributiva que piden los examinadores" y que Hacienda argumenta que "no se pueden aprobar subidas salariales al margen del resto de funcionarios del Estado que también aspiran a dichas subidas retributivas".

Más información