Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy activa el 155 con apoyo del PSOE y accede a reformar la Constitución

El requerimiento del Gobierno al Govern establece como límite último el jueves a las 10.00

El Gobierno está “acompañado” por el PSOE en la activación del artículo 155 de la Constitución, que se aplicará a la Generalitat de Cataluña si su presidente, Carles Puigdemont, no renuncia a la declaración de independencia. Este es el compromiso de Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El líder socialista, a su vez, ha logrado que Rajoy se comprometa a abordar la reforma de la Constitución. Si se aplica finalmente el 155 debe terminar en elecciones autonómicas, acordaron ambos líderes.

Mariano Rajoy, ayer en el pleno del Congreso de los Diputados.

El Gobierno y el PSOE aún albergaban este miércoles la esperanza de que la respuesta del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, permitiese paralizar la activación del artículo 155 de la Constitución. Si no fuera así, la máquina puesta en marcha en el Consejo de Ministros no se parará y algunos servicios esenciales de la Generalitat de Cataluña pasarán a ser controlados por el Gobierno central.

El presidente de la Generalitat tiene hasta el lunes 16 de octubre a las diez de la mañana para aclarar si la independencia de Cataluña está declarada. Tanto si lo admite como si el Gobierno lo entiende así de su respuesta —o si Puigdemont responde con el silencio—, se abrirá otro plazo hasta el 19 de octubre, también hasta las diez de la mañana, para que el president revoque la declaración, según explicó ayer Rajoy en el pleno del Congreso, donde compareció para debatir con los grupos sobre la crisis catalana.

El acuerdo entre el Gobierno y el PSOE sobre la activación del artículo 155 tiene como objetivo último la convocatoria de elecciones en Cataluña. Esta pretensión es la que defiende Ciudadanos desde hace semanas.

Pero antes del 19 de octubre el Gobierno y el PSOE confían en que se produzca la inflexión. Después de muchas reuniones a solas entre Rajoy y Sánchez se ha alcanzado un acuerdo básico para la utilización del artículo 155 de la Constitución y para parar al Gobierno autónomo en sus pretensiones. En paralelo, en los próximos días, se pondrá en marcha la comisión de estudio parlamentaria, registrada por el PSOE la pasada semana, en la que se evaluará el funcionamiento del Estado autonómico. Tras un periodo de “seis meses” durante los que se producirá la comparecencia de especialistas en esta materia, se abordará el debate sobre la reforma constitucional, según dijo Sánchez y confirmó más tarde el Gobierno. El PSOE defiende esa reforma desde 2013, cuando aprobó la Declaración de Granada con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del partido, y Pedro Sánchez la ha asumido como bandera durante su mandato.

Al tiempo que Rajoy y Sánchez se reunían en los últimos días, sin publicidad, sendas delegaciones del Gobierno y del PSOE hacían lo mismo. Por el lado gubernamental estuvieron en esas citas José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y estrecho colaborador de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y Pedro Arriola, asesor de Rajoy y también de José María Aznar.

Equipo negociador

El equipo del PSOE lo componían el diputado José Enrique Serrano, siempre presente en los pactos de Estado de los socialistas desde hace más de 20 años; la diputada del PSC Meritxell Batet, miembro de la dirección del grupo parlamentario socialista, profesora de Derecho Constitucional; y Carmen Calvo, doctora en Derecho Constitucional.

En esas reuniones se debatió sobre todas las opciones constitucionales que podían ponerse en marcha para hacer frente al desafío secesionista. Desde el artículo 155 hasta la Ley de Seguridad Nacional. El perímetro de las medidas que pueden adoptarse quedó en manos de Rajoy y Sánchez y fue cerrado la noche del martes.

Aunque el pacto es esencialmente de los líderes de los dos partidos mayoritarios, el presidente del Gobierno ha tenido también reuniones y conversaciones con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. “Acompañamos al presidente del Gobierno en su requerimiento para clarificar y sacar del pantano en el que ha metido el president Puigdemont a la política catalana”, declaró ayer Sánchez.

El PSOE llamó al president a comparecer en el Congreso y a participar de esa reforma constitucional que se abrirá como vía política de solución al problema catalán, y a los soberanistas y a Podemos a defender en ese marco la propuesta de un referéndum pactado de independencia en Cataluña, al que los socialistas, subrayó, se opondrán.

El acuerdo entre el líder socialista y el presidente del Gobierno es compartido y fue conocido inmediatamente por el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a quien Sánchez llamó para informarle del mismo mientras estaba reunido con Rajoy. Iceta lo celebró ayer como un “acuerdo histórico”.

EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Rajoy activa el 155 con apoyo del PSOE y accede a reformar la Constitución

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Más información