Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE censura que Cataluña queda en una “absoluta ingobernabilidad”

“No hay diálogo si no hay vuelta a la legalidad”, recalcó el secretario de Organización, José Luis Ábalos

El PSOE cargó ayer contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por dejar a Cataluña en una situación de “absoluta ingobernabilidad” tras lo ocurrido en el Parlament, lo que apunta a su disposición a apoyar una respuesta contundente del Estado. El secretario de Organización, José Luis Ábalos, manifestó al filo de la medianoche que el PSOE esperaría a las decisiones del Gobierno, y denunció la falsa oferta de diálogo de Carles Puigdemont.

Rueda de prensa conjunta de Pedro Sanchez y Miquel Iceta en la sede del PSC.

“No sabemos a qué atenernos”, admitió el número tresdel PSOE pasadas las once y media de la noche en su comparecencia en la sede del partido en la calle Ferraz de Madrid, mientras el secretario general, Pedro Sánchez, seguía en La Moncloa reunido con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La dirección socialista reconoció sus dudas sobre lo sucedido en el Parlament y sobre si se había declarado o no una declaración unilateral de independencia. “¿La hay o no la hay?”, se preguntó el secretario de Organización. Pero la cúpula del PSOE sí tuvo claro, no obstante, que la apelación al diálogo hecha por Puigdemont no era franca y que Cataluña afrontaba una “crisis de gobernabilidad” toda vez que no se conoce bajo qué legalidad actúa el Gobierno catalán.

Reunión de la ejecutiva

El PSOE fue duro con el presidente catalán y su supuesta oferta de diálogo. “La invitación del presidente no nos parece franca, no nos parece sincera, porque no lleva implícita la vuelta a la legalidad”, dijo Ábalos, que dejó claro que los socialistas no aceptan ninguna negociación sin el restablecimiento de la ley. “No hay diálogo si no hay vuelta a la legalidad”, incidió. La estratagema de Puigdemont, dijo, solo buscaba “eludir las responsabilidades jurídicas”.

Aunque el PSOE esperará a las decisiones del Ejecutivo, anticipó su compromiso de actuar “conforme a la ley y en defensa del Estado de derecho”. “Vamos a ver qué decide y resuelve el Gobierno, que es quien tiene las herramientas jurídicas para la mejor interpretación y la capacidad también para dirigirse y requerir al Gobierno de la Generalitat. Son ellos los que tienen esa competencia y esa posibilidad”, dijo Ábalos. La ejecutiva socialista se reúne hoy a partir de las 10 para valorar precisamente las decisiones que adopte el Consejo de Ministros.

Tras las palabras del presidente catalán, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, puso en cuestión que Carles Puigdemont hubiera declarado la independencia y pidió elecciones en Cataluña. En el PSC hubo voces relevantes que siguieron pidiendo diálogo con el Govern, aunque antes de la firma del documento que declaraba la independencia. Lo hicieron las alcaldesas de Santa Coloma de Gramenet y de L’Hospitalet de Llobregat, Núria Parlon y Núria Marín. “No hay más camino que el de los socialistas. Diálogo y nuevo pacto de convivencia”, dijo Parlon, miembro de la ejecutiva, en Twitter.

A lo largo del día el PSOE había manifestado su posición de respaldo a la “respuesta constitucional” del Estado a la declaración unilateral de independencia que se esperaba. Solo dos horas antes del pleno en el Parlament, el portavoz en el Senado, Ander Gil, anticipó: “No dude de que si alguien atenta contra el orden constitucional, el PSOE estará del lado de una respuesta constitucional”. Con dos decisiones demostró ayer además el PSOE el apoyo al Ejecutivo. Primero, el aplazamiento de la reprobación a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Y después, el anuncio de su voto en contra de una moción de Podemos que rechazaba aplicar el artículo 155 de la Constitución (aunque finalmente no se votó porque se retiró).

Más información