Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

14.000 deportistas se quedan sin la Carrera de la Mujer en Sevilla

El Ayuntamiento y la organización se culpan de la suspensión de la prueba a última hora

“Corremos por muchos motivos. Cada una tenemos el nuestro. Pero es un día de celebración y de reivindicación. Mi amiga es víctima de violencia de género. Otra es divorciada con muchos problemas en el convenio. Otra tiene una familia monoparental y otra protesta por el IVA en los productos higiénicos femeninos. Todas queremos demostrar nuestra fuerza y este año no hemos podido. No es justo”.

Así se expresa Mónica López, de 37 años, separada y con dos hijas, una de las 14.000 mujeres afectadas por la suspensión, el domingo, de la Carrera de la Mujer, prevista en Sevilla con el patrocinio de Central Lechera Asturiana. El Ayuntamiento afirma que fue la empresa quien suspendió y la entidad organizadora, que fue el Gobierno municipal el que se lo impidió alegando cuestiones administrativas.

La cita se celebra anualmente en la ciudad como forma de llamar la atención de los problemas de las mujeres, para reclamar una mayor inversión en la investigación del cáncer de mama, para reivindicar su condición frente a una sociedad machista y para promover el deporte. Pero este domingo, la fiesta se frustró. Con las corredoras en el punto de salida, la empresa comunicó que se suspendía la prueba. “Esto no se hace”, gritaron a coro. Algunas optaron por completar el recorrido sin soporte organizativo.

“Después de 14 años y un centenar de pruebas por toda España, ha sido el día más triste de la Carrera de la Mujer”, afirma la empresa Motorpress Ibérica, que ha pedido perdón a través de un comunicado al que se remite. En la nota explica que el Ayuntamiento les propuso cambiar el itinerario por uno que no consideraban seguro o poco accesible y que aceptó el recorrido original a solo 48 horas de la prueba, por lo que se entregó “toda la documentación requerida” a contrarreloj.

El Ayuntamiento, sin embargo, alegó falta de permisos para poder desarrollarla, por lo que la empresa decidió devolver el dinero de las inscripciones.

El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera (PSOE), ha señalado este lunes que la única responsable de la suspensión es la empresa y que el Gobierno municipal aceptó que se celebrara, pese a la falta de toda la documentación. Según el concejal, Motorpress Ibérica decidió desistir al ser apercibida de una posible sanción de 1.000 euros por las deficiencias organizativas. La entidad había cobrado ya 10,60 euros por cada camiseta y dorsal, lo que suponía unos ingresos de 204.000 euros.

La documentación que faltaba, según Cabrera, no afectaba a la seguridad del evento, pero sí son preceptivos. Entre las deficiencias, la empresa organizadora no había pagado la tasa por la ocupación de la vía pública en la Plaza de España, el plan de movilidad "estaba incompleto" y no contaba con la autorización pertinente para los camiones movilizados para el traslado de los materiales.

"Fue la organización la que decidió suspender la carrera de manera unilateral y sin avisar, dejando tiradas a 14.000 personas”, asegura el concejal.

La organización de consumidores Facua ha lamentado la situación y ha calificado de "bochornoso" que el Consistorio promocionase el evento a sabiendas de que no estaba todo en regla o que haya admitido que accedió a la celebración del evento.

Todos los grupos políticos han criticado la falta de coordinación entre los departamentos del Ayuntamiento y la empresa, que también organiza la maratón de la capital andaluza.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información