Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil acusa a Trapero de “inacción flagrante” en el referéndum ilegal

Les acusa de incumplir las órdenes judiciales durante la consulta del 1 de octubre

Mossos dialogan con manifestantes a las puertas de Unipost en Terrassa y vídeo difundido por la agencia Atlas el pasado 2 de octubre que muestra la actuación de la policía catalana durante el 1-O.

La Guardia Civil acusa al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, de la "inacción flagrante" en la que, según los informes que han remitido al juez que instruye el caso, incurrió la policía catalana durante la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

En una de esas diligencias, la Guardia Civil asegura que la inacción, que tiene documentada en decenas de grabaciones, "respondería más que a conductas aisladas e individuales" de los agentes, "a unas instrucciones o pautas de actuación derivadas de la cadena de mando". Una cadena de mando en la que "su último eslabón" es Trapero, destaca el informe.

La Guardia Civil también acusa de "pretender enmascarar esa inacción con instrucciones que sí podrían explicar a los componentes de Mossos la forma de actuación durante las horas anteriores y las horas de celebración del referéndum de acuerdo a las instrucciones del TSJC". El informe concluye que, al encontrarse con esa actuación, tuvieron que ser las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado las que intervinieran, pese a que no disponían de "efectivos suficientes" ni podían "abarcar todo el territorio catalán".

"La labor de los Mossos pasaba por no actuar y en todo caso, llegar a obstaculizar la actuación" de las otras policías, señala la Guardia Civil, que continúa: "Y esa realidad es evidente que no pudo recaer en la voluntad individual de los agentes sino que más bien respondió a un plan premeditado para evitar actuar y que no podía más que proceder de la cúpula policial de Mossos d'Esquadra, cúpula comandada por Josep Lluís Trapero. Los agentes apuntan además a la "conexión directa con los miembros del comité estratégico", que serían Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Mossos metiendo urnas

"Mosso metiendo urnas". Así se titula uno de los vídeos con los que la Guardia Civil tiene documentada la presunta "desobediencia" del cuerpo policial de los Mossos d'Esquadra. En un informe que obra en poder del juez que investiga los hechos del 1 de octubre se recogen hasta 30 grabaciones. El informe describe así una de ellas: "Se observa que no solo no impiden el referéndum declarado ilegal, sino que además llevan ellos en los vehículos policiales las urnas".

En otro de los vídeos, al parecer grabado en Drassanes, en Barcelona, se observa "cómo un grupo de Mossos se da la media vuelta haciendo caso omiso al requerimiento judicial". En dos grabaciones distintas se comprueba que un jefe o responsable de los Mossos impide el cumplimiento de las órdenes judiciales al ordenar replegarse a sus agentes. En otros vídeos, los Mossos "abandonan un punto de votación sin impedir la misma", según detalla la Guardia Civil.

Los agentes han recopilado todas las pruebas que les permitan determinar que los Mossos d'Esquadra incumplieron una orden judicial. Para ello se basan en el auto del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de 17 de septiembre en el que se recogían las medidas para impedir el referéndum del 1 de octubre.

Las órdenes de la autoridad judicial estaban claras: impedir el uso de locales o edificios públicos para la preparación de la celebración del referéndum y, una vez llegado el 1 de octubre, impedir la apertura, cerrando los que hubieran llegado a abrirse.

"Tal y como se ha observado en los distintos medios de comunicación, redes sociales, internet, etc. existen imágenes que muestran claramente una actitud por parte de los Mossos d'Esquadra que podrían clasificarse como totalmente contrarias a las órdenes antes citadas", reza un informe de la Guardia Civil que obra en poder del juez que investiga los hechos.

Entre los vídeos seleccionados están también algunas entrevistas televisivas, como la que dio supuestamente un mosso que participó en el despliegue policial a Antena 3. "Dicho mosso confirma que recibieron órdenes de los comisarios de no obedecer a la Fiscalía", asegura el informe de la Guardia Civil. Se reseña también una entrevista anónima en un canal de televisión en la que un supuesto mosso "reconoce que en un principio las directrices eran entorpecer a la Guardia Civil o la Policía Nacional".

El informe habla también de un vídeo en el que se ve cómo mossos y Guardia Civil "se encaran" y los primeros recriminan la actuación de agentes de la Guardia Civil "que cumplen las órdenes dadas por el TSJC de impedir el referéndum, llamándolos fascistas". El informe reconoce que no se ha comprobado la autenticidad de los vídeos, pero que "merecen alta credibilidad".