Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secretario electo del PSdeG buscará el diálogo con En Marea para propiciar el cambio político en Galicia

Gonzalo Caballero anuncia una ejecutiva integradora para su proyecto de renovación del partido

Gonzalo Caballero
Gonzalo Caballero comparece en rueda de prensa tras ganar el proceso de primarias en el PSdeG.

El PSdeG inicia nueva andadura en Galicia; la enésima oportunidad para frenar la descomposición interna de una agrupación fracturada en un sinfín de facciones y en caída libre, relegada a una tercera posición en el Parlamento autonómico en donde en las últimas elecciones obtuvo el peor resultado de su historia y fue superada en votos por la entonces recién nacida En Marea.

Gonzalo Caballero, el secretario general elegido este domingo por el 58,3% de los militantes frente a Juan Díaz Villoslada , el candidato respaldado por Ferraz, ha anunciado en su primera intervención tras la elección su objetivo de dialogar con la izquierda para propiciar "el cambio político" que permita "la alternancia en Galicia".

Pese a no ser el favorito de Ferraz, Caballero, que participó activamente en la campaña de las primarias a favor de Pedro Sánchez, obtuvo el respaldo mayoritario de la militancia que había apoyado a este en las primarias frente a Susana Díaz. El secretario electo se topó además con el rechazo frontal del representante en Galicia de los críticos con la dirección estatal, su tío Abel Caballero, alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), con quien mantiene un desencuentro político desde hace décadas.

Precisamente ha sido en la agrupación socialista de Vigo, controlada por su tío, en donde peores resultados ha obtenido (un empate en votos con Villoslada) mientras que en las seis restantes ciudades gallegas se impuso con amplios márgenes a su oponente.

La elección de Caballero, con los barones del partido en su contra (durante la campaña los señaló como artífices de la "operación de diseño" de su rival) marca el final para una gestora presidida durante más de año y medio por Pilar Cancela, persona de confianza del anterior secretario, José Ramón Gómez Besteiro, obligado a renunciar al cargo tras haber acumulado diez imputaciones por corrupción unos meses antes de las autonómicas.

Para poner en marcha su proyecto de renovación interno, Caballero se propone contar con una ejecutiva "con capacidad de integración" que ponga fin a los "reinos de taifas" del partido que él mismo ha denunciado durante una campaña centrada en la crítica al aparato y deje paso a una candidatura que emerge "de abajo a arriba".

Más información